sábado, octubre 07, 2006

Trigésimo octavo - In memoriam -

Saludos mi querido y teórico lector.
Desde hace ya mucho tiempo no posteaba. Ahora tengo una razón de peso para no hacerlo. No fue simplemente que la tarea me acosara... sino que perdí a una amigo. Se fue para no regresar jamás. Me dejó solo.

Lo peor es que murió dolorosamente... quemado vivo.

No puedo dejar de pensar que fue mi culpa... si tan solo hubiera estado ahí, si lo hubiera sabido...

Por eso, mi querido y teórico lector... te presento, con una agonía incesante y un dolor indescriptible:

In Memoriam

Hace dos semanas, en una tarde nublada, que pronto se convertiría en la peor que haya conocido, estaba tranquilamente en Internet. La velocidad era aceptable, tenía muchas cosas que hacer (todas ellas nada importantes). Las nubes se arremolinaban al rededor de mi casa. Los rayos parecían querer advertirme de algo... pero no me interesó.

Yo seguía perdiendo mi tiempo, sin saber que la muerte acechaba a cada momento.

Eran más o menos las 17:00. Los rayos comenzaron su danza más ferozmente. Intranquilo, decidí apagar mi PC para evitar que cuando la luz eléctrica menguara, ella sufriera algún daño.

Pocos minutos después, mi prima, llega apurada a mi casa. Mojada por la incesante lluvia, se acercó a mí pidiendo ayuda para realizar una tarea escolar. Incierto por el destino de mi PC, le sugerí que esperará hasta que pasara la lluvia... una mala idea.

En esos momentos, no sabía lo que estaba sucediendo con mi querido amigo. El, comenzaba a sufrir por dentro.

Cambiando de opinión, consideré que era un buen momento para asistir a mi prima con su tarea. Sin conocer el destino de mi compañero y amigo, llegué y habilmente encendí la computadora. A lo lejos, comence a escuchar los gritos de angustia y sufrimiento que aumentaban con el tiempo. El pasar de los segundos trajo consigo el horrible hedor del humo.

Preocupado, fui a ver que sucedía. Pude ver el humo saliendo y supe que era el final.
Sin poder entrar a ver que sucedía y sin que nadie mostrara señales de vida, comence a hablarle, a gritarle, a decirle que todo estaría bien... pero no lo estaba... ni lo estaría jamás.

Al siguiente día, a las 16:47 se declara la hora de la muerte. Causa... calcinamiento.
El autor... una gotera.

Así es, mi querido y teórico lector... una gotera me arrancó a mi querido amigo y mi fiel compañero, de miles de batallas, de las que siempre salimos victoriosos... desde tareas escolares de altos requerimientos, hasta los solitarios días de sabado en el que veíamos pornografía...

Para él, está dedicado este post, para el mejor y el único... para MI MONITOR.

5 Personas con IQ alto han comentado:

Anónimo dijo...

Pues esa si que es una historia realmente conmovedora, segurmante desde aquél día no podés conciliar el sueño por la culpa de no haber asistido a tu amigo unos minutos antes, supongo tendrás pesadillas en las que observas como con cada gota cruelmente el agua goza mientras hace presa de tu indefenso monitor (que en paz descanse). Ojalá que tengas esas pesadillas realmente, para que no olvides la lección: debés arropar a vuestro monitor cuando no lo uses; uno nunca sabe si un día la madre naturaleza decidirá organizar una fiesta de gotitas de agua sobre tus aparatos electrónicos.

Gaelo dijo...

Resignancia compañero, resignancia, te acompaño en tu dolor yo que he sido parte de esos memorables maratones de trabajo estudiantil, no me queda mas que decir unas palabras para honrar la memoria de nuestro amigo que ha pasado a mejor vida.

Aquí van.

Aunque carecías de resolución y tu calidad de imagen era pobre, tu tubo de rayos catódicos era grande como ningún otro y siempre estuviste en pie y listo para la batalla, siempre dispuesto a dedicarnos unas palabras de aliento en los momentos difíciles con tu editor de texto o una imagen alentadora como Lucy Pinder, por ello esperamos que ahora estés en un mejor lugar donde puedas incrementar tu nitidez y numero de píxeles, descansa en paz.

Amen hermanos.

Anónimo dijo...

solo para recordar que eres mas viejo
greetings.
nos vemos por aqui
dio

Jocsan dijo...

Vaya historia, bastante conmovedora =(, pobre de tu monitor.

Oye, por cierto, quería preguntar, que pasó con la raza que posteaba en Pirabyte???

Dib dijo...

Ni idea... no he podido contactar a nadie.

Ni pex.

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.