viernes, abril 18, 2008

Septuagésima séptima - Maestrías -

Los que vamos a escribir un blog te saludamos, querido y teórico lector.
Ya había dejado muy solito este lugar que hace las delicias tanto de mis detractores como de... de... bueno, de los que no les caigo tan mal. Aunque esta vez tengo una excelente justificación. Una razón tan fuerte que seguro me perdonarás por no postear el material con el que con religiosidad guías tu vida y la de los tuyos: Me fui a la ciudad de México.
No fui precisamente a vacacionar. ¡Oh no! Yo no puedo darme esos lujos de pudientes en mi situación actual. Fui a la mencionada ciudad para inquirir acerca de los programas de maestrías (con sus respectivas becas, PSA'huevo) que se ofrecen tanto a nivel nacional como internacional. Y mi visita resultó ciertamente productiva. No tanto como me hubiera gustado, pero escencialmente cumplió su propósito.
Antes de comenzar con el post, te explicaré querido y teórico lector como está la situación en este blog que es de todos, pero que siendo un poco más específicos es únicamente mío. Primero, hablaré de todas las aventuras que viví por allá, lo bueno, lo malo y lo feo. Al terminar ese post, comenzaré a postear todo lo que encontré acerca de becas y posibilidades de posgrados. Así mi querido y teórico lector cuyas ganas de un posgrado son tan grandes como su IQ, no tendrá que molestarse en leer esa parte. Y de la misma manera, todas aquellas personas que no les interese en lo más mínimo mi recorrido por tan pintoresca ciudad puedan dirigirse automáticamente a la sección de maestrías, para que se enteren de lo más destacable.
Bueno, sin más ni más, te presento, querido y teórico lector:

Ciudad de México
Taxqueña, Villa Coapa ¡súbale, súbale!

Habiendo terminado mis labores como residente, y en consciencia de que soy demasiado listo para trabajar, decidí que era una buena oportunidad para buscar opciones de posgrado. Limitado por la inexistencia de embajadas y lugares similares que puedan ofrecer becas para posgrados en el extranjero, me tuve que ver en la penosa necesidad de transportarme a la urbe más grande del mundo: La ciudad de México; que se encuentra a más o menos 400 Km de la heróica ciudad de San Luis Potosí.
Así pues, mordiéndome un huevo para soportar el estupor de viajar cinco horas seguidas en un autobus, tomé mis maletas y me dirigí para allá.

La travesía fue sobresalientemente aburrida.
Según yo, para distraerme compré un cubito de Rubik. Las cinco horas de viaje me permitirían armarlo una o con suerte dos veces.

Ya casi me la pelaba...

Hasta que en una vuelta...

Ya me la pelé.

Bueno, ni pedo.
Ya no tenía cubito de rubik, así que tenía que entretenerme en otra cosa.
Afortunadamente, pocos minutos después, el chofer amablemente puso una película. Así que como fan del cine que soy, me dispuse a ver atentamente la película. Y entonces... ¡El horror!

No mamar... ¡El horror!

Putísima y se casó de blanco.
Teniendo quién sabe cuántas méndigas películas y el goey pone Patrullero 777. Me cae que no mamar.
Así que aburrido, decido que es mejor escuchar un poquito de música. Con mi celular me pasé las siguientes cuatro horas escuchando canciones como:











Y otras similares, hasta que me dio hambre y decidí que era un buen momento para comer los pequeños bocadillos que nos dieron al abordar el camión:

Con esto, hasta McDonnald's se ve apetitoso...

Ya que no estaba viendo la película, tuve que distraerme mientras escuchaba música. Una de las principales razones por las que no me gusta viajar, es por el "paisaje". El paisaje me caga. 400 kilómetros de montañas, matorrales, cerros, pastizales, sembradíos y se repetía hasta el infinito. Fueron 400 Km de más o menos esto:


Pero al pasar las cinco horas, felizmente llegué a mi destino: La ciudad de México. Me cae que hasta esperaba encontrarme con gente famosa, como María Roiz o Plaqueta.

Llevaba media hora en la ciudad cuando ya estaba hasta la madre... hay DEMASIADA gente. DEMASIADA es DEMASIADA. Y más o menos la misma cantidad de automóviles. O sea, chingos. Tráfico por todos lados, gente hasta para meterte por el orto, vendedores ambulantes en cantidades industriales. En resumen, la ciudad de México está de la merga.
Pasaron dos horas 41 minutos y al fin llegué a la casa en la que me iba a hospedar. En efecto, tuve que aguantar otras 2 horas con 41 minutos para llegar hasta donde me hospedaría... casi tres horas desperdiciadas porque la ciudad es estúpidamente grande. Mierda, si fuera más grande sería un país. En serio, es COLOSAL. Así que en un día utópicamente idealizado, haría ese recorrido en "tan solo 1 hora 15" (Nótese el sarcasmo). Pero no, al goey de Obrador se le hincharon las bolas y decidió que ese día quería hacer una manifestación. El goey dijo, me vale madre que le parta sus respectivas a 10 millones de cabrones. Yo quiero mi manifestación y se muerden un huevo, porque nada pueden hacer.

Como sea, todavía con luz (para mi fortuna) llegué al departamento donde me hospedaría:

Dicen que a las 00:00 se aparece la llorona en forma de vigilante


Felizmente, terminó ese día. Brutalmente cansado, hastiado hasta la madre y con un renovado odio hacia la humanidad me fui a dormir. Al día siguiente comenzaría mi travesía por todos los lugares que imaginaba yo podrían ofrecer becas de maestría.

Como una broma del destino, las embajadas de casi todos los paises, se encuentran en el Paseo de la Reforma. Que de nueva cuenta, está más o menos a dos horas de donde yo me estaba hospedando (San Lorenzo, en la delegación Xochimilco, querido y teórico lector capitalino). Claro, esas dos horas son suponiendo que no haya tráfico o manifestaciones o inserta aquí cualquier cosa que afecte el tiempo de recorrido de un lugar a otro. Pero claro, no estamos hablando de cualquier goey. Estamos hablando de mí, así que por supuesto, hubo manifestaciones, tráfico y un sinfín de pendejadas que me llevaron a perder más de tres horas y media únicamente de ida.
Me carga la santísima chingada. ¿Cómo puede alguien vivir en una ciudad así?
Pero alegremente llegué a tan mencionada avenida. Debo aceptar que es una avenida muy bonita. No es cualquier pendejada potosina. Esa no solo es una avenida... es LA AVENIDA. Ya veo porque cuando el hijo de perra de Obrador la cerró todos estaban que se los cargaba el cipote.
El ángel de la independencia, observándome desde lo alto de su grandeza


Reforma

Bueno, ya estando ahí, principié a caminar a lo pendejo por la avenida, buscando con imperiosa necesidad las direcciones de las embajadas. Primero llegué a la de Estados Unidos.

Ahí me mandaron sonoramente a la verga, según ellos que porque no dan becas. De hecho, ni siquiera me dejó entrar el policía que estaba en la muy bien resguardada entrada de la embajada. Así que tuve que proseguir y caminé hasta que llegué a la embajada de Japón.
Ahí, se me informó con la clásica amabilidad oriental que la embajada de Japón no da becas, sino que tiene un organismo encargado de tal actividad. Ellos le llaman: Departamento Consular y Centro Informativo de la Embajada de Japón. Yo le llamo ¡No mamar!
Felizmente para mí, quedaba en la misma avenida, solo unos cuantos números más atrás. Así que con chabacana alegría y copiosa jauja, me dispuse a ir para allá. Cuando llegué, me pidieron una identificación oficial, me pidieron que pasara por un detector de metales y que me registrara. Después me indicaron un elevador que tomé con precaución para no cagarla (no quería causar un conflicto internacional después de todo) y llegué al mencionado lugar:

¡NO mamar!

Allí, de nueva cuenta tuve que ser sometido a la revisión por detector de metales, mi maletín pasó por una cabina de revisión por rayos X, únicamente faltó que me realizaran una exploración rectal... pero al fin, volvieron a pedirme que me registrara y luego con recelo me permitieron entrar. No sin antes recordarme que estaba terminantemente prohibido usar el celular o cualquiera de sus fotográficas funciones.
Lo primero que ves al entrar, es una oficina, cuidadosamente protegida por enormes vidrios antibalas y un único goey (mexicano para acabarla de molestar) y una puerta a lo que yo presumo es una biblioteca pequeña. La conversación fue algo así:

Teh Dib: - Buenas tardes... Disculpe, vengo a pedir informes para realizar un postgrado en japón.
Recepcionista: - (Mostrando una goeva verdaderamente épica, digna de concurso)... Va a haber una plática el día 5 de mayo.
Teh Dib: - (Ay no mamar ¿en serio? Qué bueno que me dice exactamente a eso venía) Bueno, este... ejem... es que yo no soy de aquí. Yo soy de San Luis Potosí... y pues... no podría darme la información o al menos un tríptico o algo.
Recepcionista: (Mostrándose completamente indiferente). Híjoles, es que para eso es la plática. Hasta vienen de japón y todo eso. Yo no te puedo dar información porque para eso es la plática. Pero mira, regístrate aquí, ven ese día y ya preguntas todo lo que necesitas.
Teh Dib:- (Hijo de perra, te estoy diciendo que no puedo, son 400 Km y $600.00 de pasaje). En serio, no me es posible venir.
Recepcionista: Pues... si quieres te anoto para la del 15 de mayo.
Teh Dib:- (Nom de dieu de putain de bordel de merde de saloperie de connard d'enculé de ta mère)

Al ver que era infructuoso mi intento de apelar a su compasión, decidí que era mejor retirarme del lugar antes de que los policías observaran que estaba a punto de atacar inútilmente el cristal antibalas y ahora sí, me realizaran la exploración rectal con una de sus macanas.
Hecho esto, me retiré del lugar y pasé por otras embajadas, siendo completamente infructuoso y no tiene nada rescatable como para mencionarlo por aquí.

Al siguiente día visité otros sitios en donde ofrecen becas, pero eso se mencionará en el segundo post.
Pasemos entonces a lo que hice ese día. Simple y llanamente me fui de rol. A buscar mi casco de Thirst Aid, mi máscara del Doctor Wagner y claro como no, un dedo de caucho.
Desafortunadamente no encontré nada de eso. Viajé en microbus como una hora para llegar a Villa Coapa, en el que encontré una pista de hielo y muchos puestos de piratería, pero nada más.

Pásele, si se rompe un hueso, las lecciones son gratis.

Y claro, para sentirme más nice, me lancé a Galerías Coapa:
Cualquier parecido con Plaza El dorado es mera coincidencia

No obstante, hay dos puntos que me parece importante tratarlos aquí relativos al transporte urbano. Dejando a un lado el hecho de que todo lo que dicen de los microbuseros es cierto (suben y bajan pasaje donde se les antoje, manejan a velocidades match 1, circulan por el carril extremo izquierdo, casi ninguno es amable, etc.) debo quejarme del tamaño de dichos vehículos.

Para una persona de 1.60, el microbus es perfecto. Es amplio, grande, veloz y suficientemente cómodo. Pero para una persona como yo de 1.87 m, está de la merga. Mi cabeza tocaba invariablemente el techo del microbus, generándome dolores de cabeza más seguidos que de costumbre (en un día tuve que tomar 4 aspirinas, cuando mi promedio es una o dos diarias). Los asientos están más pegados unos a los otros que lo recomendable, por lo que el sentarte bien no es una opción. Simplemente, no están diseñados para personas altas. Están diseñados para chaparros.
Y segundo, la urbanidad mostrada para abordarlos me sorprendió gratamente.
Veamos la foto siguiente y te explicaré a qué me refiero, querido y teórico lector:

Fila para abordar el transporte urbano

Bueno, primeramente veamos que tenemos aquí.
Tenemos lo que parecen ser dos filas: Una que está del camarógrafo al poste y otra que va del poste al infinito. La primera fila (del camarógrafo al poste) está conformada por las personas que desean tomar el transporte. La segunda también (doh!) pero con una sutíl diferencia.
Los de la primera fila, llegaron "temprano" por decirlo de alguna manera. Ergo, tienen la preferencia de sentarse en el lugar que deseen, porque querido y teórico lector, ellos forman una fila y suben ordenadamente al autobus, escogen su lugar y se sientan. En caso de que no haya lugares disponibles, únicamente se hacen hacia atrás (formando una tercera fila que no se muestra en la foto) y esperan al siguiente camión.
La segunda fila funciona de la misma manera. Cada quién espera su turno para abordar el autobus, pero con la peculiaridad de que ellos esperan hasta el final de la primera fila (puesto que llegaron después) pero no tienen tiempo para esperar al siguiente autobus y prefieren irse de pie durante el trayecto.
Esto querido y teórico lector, es una muestra de civismo, moralidad, ciudadanía y hasta de sentido común... cosa que aquí en SLP nos falta. Aquí, para abordar el camión debes abrirte paso entre señoras gordas, apestosos vagos y crecientes emos. En San Luis Potosí no hay esa ciudadanía y urbanidad para subir a los camiones. Aquí o entras a empujones y golpes o te esperas al siguiente.

Y claro como no, ya que andaba tan hasta allá, que me lanzo al siempre bien recomendado Museo Nacional de Antropología e Historia, que de nueva cuenta, queda hasta la chingada de lejos (Ya ven que la chingada queda bien lejos, pues bueno, el museo está todavía más lejos).

La entrada al museo

Una fuente en la entrada del museo

Y desafortunadamente para tí, querido y teórico lector, no me dejaron tomar fotografías, puesto que estaba en la exposición de Ísis y la Serpiente Emplumada. Que la neta, está bien chida. Si vives en el DF y no has ido, es signo inequívoco de que no vales madre.

Y aprovechando que estaba tan lejos (digo, no es la orilla del mundo, pero me cae que desde ahí se alcanza a ver), que me paseo por Chapultepec:



Fotografías tomadas del viacrucis. No podía ser tan perfecto.

Me cae que es un lugar como diría Doña Mari: Bien chulo de bonito.
Y hablando de cosas chulas (que fea palabra por cierto), cómo vamos a dejar a un lado el Babe Report.
Desafortunadamente querido y teórico lector, las fotos que tomé con mi celular se ven de la merga, por lo que el Babe Report quedará pospuesto. Pero en efecto te puedo decir que en la Ciudad de México sí hay muchas mujeres muy bonitas. Envueltas en esa sensualidad que emanan las mujeres ajenas a tu región, modelando apretados pantalones, ajustadas blusas y generosos escotes, mostrando actitudes sencillamente atractivas que te hacen decir:

-De aquí soy

O mejor aún:

-De aquí es

Y pu's de regreso ¡que paso al Palacio de Bellas Artes!

Es como El teatro de la Paz, pero en chiquito.

Y ya de regreso, pues en el todo poderoso METRO.

Podría hablar mucho del Sistema de Transporte Colectivo Metro, pero alguien ya lo dijo aquí.
Y aquí les dejo una foto, de cuando el goey va vacío:

Me cae que va vacío.

Después de ese día tan agitado, me fui a descansar y a ver que se me ocurría visitar al día siguiente.

Afortunadamente para mí, vi en las noticias que a la mañana siguiente comenzaría la 9° feria de Posgrados 2008.

Y así, - como diría el Autor - con una mano en la cintura y un dedo en el culo, que me lanzo para allá. Hasta el World Trade Center, de nuevo, a viajar como idiota, ya que a algún infeliz se le ocurrió quitar a todos los microbuses de la avenida Insurgentes y dejar únicamente los metrobuses.

El que llegue al último, se queda sin posgrado.
Había mucha gente. No tanta como esperaba, pero ciertamente había mucha.
Y también había muchos stands.

Los stands más grandes eran los de: CINVESTAV, UNAM, IPN, ITESM, CONACyT por supuesto. Y obviamente también eran los más llenos. Había gente como bacterias en esos stands.

Hasta parecía que daban regalitos en el stand del CINVESTAV y así parecía porque en efecto, daban regalitos:

La pelotita anti-stress RULES!!!


Aunque el INAOE no se quiere quedar atrás:

No dieron bolsita, pero está chido el lapicero.

Y ya que estaba por allá, me suscribí a la revista Ciencia y Desarrollo que en efecto, está bien chida.

Y hasta unas libretitas me dieron ^_^

Pasando a otros puntos, había algunos otros stands, medio vacíos (por no decir MUY vacíos). Como ejemplo tenemos: El Instituto Mexicano del Petróleo, La universidad del cuero y el calzado y algunos institutos tecnológicos.
Con la siempre agradecida participación del IICO, la UASLP, y hasta el Centro de Investigación en Óptica de León, en donde tienen la maestría ni más ni menos que de OPTOMECATRÓNICA.

Hasta parece que daban comida.

No me acuerdo que universidad era, pero estaba solita.

Y pu's weno, ahí encontré mucha información que relataré en el otro post que está dentro de este mismo post.
Saliendo de ahí, y aprovechando que todavía era temprano y que ya hasta me estaba gustando todo eso de el aglomeramiento en el metro (me cae que es como el paraiso para los frotteurs) y que tenía como seis horas libres para desperdiciar en transporte urbano, pues que me lanzo a una muy famosa plaza capitalina llamada Perisur.


En esa plaza hay tiendas más grandes que mi casa

Perisur es una plaza comercial muy imponente. Es gigantesca. Y aunque en San Luis Potosí tenemos nuestras plazas (de las que estamos muy orgullosos LOL!), ninguna de ellas es comparable con Perisur. Es una plaza en verdad grande, con chingos de tiendas (nótese que la cantidad chingos indica un buen). Para los potosinos, imaginate a Plaza "El dorado" ¿Lo tienes? Bueno, plaza el dorado mide más o menos lo que mide el estacionamiento de Perisur. Al ser una plaza tan condenadamente importante es lógico que tenga tiendas de la misma calidad. Una de ellas, para mi sorpresa, es la primera y única cafebrería que conozco: El péndulo. Es un excelente lugar para ir a comprar libros, DVDs o simplemente para tomarte un café mientras escuchas buena música.

PSa'huevo, me cae que si no la conoces, no vales madre.


Después de tomarme un café y comprar un libro, salí y vi a lo lejos unos goeyes disfrazados de manzanas:

Estaban los tomatitos... muy contentitos...

Con toda la intención del mundo para patearlos, burlarme de ellos o algo similiar, bajé intempestivamente las escaleras eléctricas y en eso que veo un lugar que se ha convertido en uno de mis favoritos: MixUp.
Te preguntarás querido y teórico lector, ¿Por qué se convirtió en uno de mis lugares favoritos? Fácil... porque aunque sin esperar nada entré y pregunté casi por compromiso:

¿Tiene las películas de Daria en DVD?

y me dijeron que SÍ, y que costaban $150.00 c/u me dije ¡No mamar!
Pensé que estaban bromeando o confundidos o jugándome una despiadada broma que concluiría con una sonora patada en mis bolas. Pero no. El atento encargado me llevó directamente a donde se encontraban las películas y entonces las ví. Las dos películas de Daria... Tuve incontables orgasmos en cuestión de segundos. Me vine una y otra vez con copiosa alegría. Sin importarme nada más, las compré y salí apresurado del lugar. He conseguido las pelícuas de Daria. Ya puedo morir en paz.
Ese día había terminado. Más feliz no podía ser. Comenzó a llover y no me interesó en lo más mínimo. No podía quitarme la sonrisa de la cara. Si hubieran intentado asaltarme en ese momento, juro que hubiera defendido los DVDs con mi vida de ser necesario. Ningún hijo de perra me quitaría lo que tantos años me costó encontrar.

Al día siguiente, fui a presentar mis respetos a la tumba de mi abuelita. Así es, a mi abuelita. A la que falleció un día después de mi cumpleaños y esa abuelita a la que no pude ir a ver por cumplir con mis obligaciones de estudiante y de residente. Ella se encuentra ahora en el "Panteón de Dolores".
Es un panteón como cualquier otro... tiene lápidas por todos lados. Pero este panteón tiene algo en especial que lo diferencía de muchos otros. En este panteón se encuentra la nunca bien aclamada Rotonda de los hombres ilustres.
Hay en esta rotonda, los restos mortuorios (o al menos eso se cree) de hombres y mujeres que realizaron algún bien a la nación Mexicana, ya sea en el ámbito Militar, Cultural o cívico. Personajes como David Alfaro Siqueiros, Ponciano Arriaga, Julián Carrillo, José Clemente Orozco, Francisco González Bocanegra, Agustín Lara, Amado Nervo, Octavio Paz, Dolores del Río, Jaime Torres Bodet entre muchos otros se encuentran aquí. Así que querido y teórico lector. Marca mis palabras como una profecía bíblica... Algún día, mis restos terminarán ahí.

El letrerito dice Be Just or be dead

Proseguí por el panteón hasta llegar a la tumba de mi abuelita. Ahí estaba. Era una lápida pequeña, una simple plancha de cemento con una cruz de hierro con su nombre y las fechas de nacimiento y muerte. Un pequeño espacio de tierra en el que se sembró una flor que aun no florecía y eso era todo. Un monumento ridículamente pequeño y vago para una persona que tanto bien hizo a tantas personas. Ella merecía tener todo un mausoleo, merecía ser enterrada mejor que el más grande faraón egipcio y ser enterrada en una tumba que simbolizara al menos un poco la persona tan grandiosa que fue. En cambio fue enterrada en una lápida austera que en lugar de ensalzar su vida, pareciera que fue un homenaje a su vida de carencias juveniles. Eso me caló. Me dolió ciertamente y me dejó un rencor muy grande hacia las personas que se encargaron de los preparativos funerarios. Ya ni la chingan.
Debería al menos poseer una placa que tuviera las inmortales palabras de Sor Juana Inés de la Cruz modificadas para la ocasión:

Mueran contigo, María, pues moriste,
los afectos que en vano te desean,

los ojos a quien privas de que vean
la hermosa luz que un tiempo concediste.

Muera mi lira infausta en que influiste
ecos que lamentables te vocean,
y hasta estos rasgos mal formados sean
lágrimas negras de mi pluma triste.

Múevase a compasión la misma muerte
que precisa no pudo perdonarte,

y lamente el amor su amarga suerte;


pues si antes, ambicioso de gozarte

deseó tener ojos para verte,

y le sirvieran sólo de llorarte.

Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto.


Prosiguiendo con lo que fui a buscar a la ciudad de México, y en consciencia de que en la embajada de Estados Unidos me trataron como indocumentado en la frontera, llamé por teléfono a la instancia a la que me indicaron. Es un lugar que se llama: Institute of International Education. Este lugar se encuentra en el mismo edificio de la biblioteca Benjamin Franklin.
El punto de esto, es que como de nueva cuenta, el mentado instituto me quedaba a varias horas de distancia (anda la osa, ahora mido la distancia en unidades de tiempo, me cae que ya me hace falta comenzar a estudiar de nuevo) . Cuando hablé, sucedió algo así:

- Teh Dib: ¡Buenos días! Hablo para pedir informes de maestría en Estados Unidos.
- Sujeto completamente valemadrista: Espera.
- Teléfono: Bip Bip Bip Bip.

A continuación, me contestó una voz increiblemente hermosa. Una de esas voces que hacen que te derritas y que no puedas hacer más nada que desear vivir para cumplir los deseos de aquella con la voz que te encantó.
Victor Hugo escribió en su multicitado libro "Los miserables":

"... ¿Qué había esta vez en la mirada de la joven? Mario no hubiera podido decirlo. No había nada y lo había todo. Fue un relámpago extraño. Ella bajó los ojos, él continuó su camino. Lo que acababa de ver no era la mirada ingenua y sencilla de un niño; era una sima misteriosa que se había entreabierto y luego, bruscamente, cerrado. Hay un día en que toda joven mira así. ¡Desgraciado del que se encuentra cerca!"

Si cambian en donde dice "mirada" y "ojos" por voz, Mario por Teh Dib, el pasaje se aplicaría perfectamente. Y todo esto sucedió tan repentinamente. En una sola frase. Una frase que decía:

- Información buenas tardes.

La voz era preciosa como ya lo dije. Pero además, tenía el característico acento que tienen los estadounidenses al hablar español. La conversación fue patética; querido y teórico lector, se llevó a cabo de la siguiente manera:

- Voz increiblemente hermosa, con acento americano: Información buenas tardes.
- Teh Dib: ¡Cásate conmigo!
- Voz increiblemente hermosa, con acento americano: ¿Perdón?
- Teh Dib: Ejem,... ajam... ehm. Buenas tardes, quiero pedir informes para blablabla....

Comenzó una amena conversación que se puede resumir en que quedé de ir al lugar para pedir informes y revisar algunos libros y cosas por el estilo. Además, no quería perder la oportunidad de conocer a la dueña de tan maravillosa voz. Así que viajé otras dos horas y media para llegar al condenado lugar. Al entrar, lo clásico: Por favor, permítanos una credencial oficial, y regístrese. Después quítese TODO lo de metal que traiga consigo, incluído el cinturón. Así que quedándome con la molesta sensación de que mis pantalones no estaban lo suficientemente apretados, pasé por el detector de metales, que aforunadamente no encontró nada. De nueva cuenta, se me hizo saber que el uso del celular estaba estrictamente prohibido en ese lugar. Debía ser APAGADO. Nada de ponerlo en modo silencioso. Todo el uso del celular está prohibido. Fotos, mensajes, llamadas, transferencia de archivos vía Bluetooth, etc. Así que ni modo querido y teórico lector que esperabas con ansia el ver quién podría ser la dueña de mis quincenas si así lo quisiera ella. Pero te puedo decir que Megan (porque ese es su nombre), es una gringa muy bonita, complexión delgada, rubia, ojos verdes, como 1.70 0 1.73 m de altura, perturbadoramente buena onda, amable y claro cómo no sexy en toda la extensión de la palabra.

Pregunté todas las cosas que necesitaba saber y cuando me dije, chingue su madre, la voy a invitar a salir, que se aparece un gringo como de 1.90 de altura, lo mismo, rubio, ojos verdes, complexión atlética. Se presentó como el "amigo" de Megan... aunque yo creo que más bien es su ponedor.
Fue ahí cuando remembré aquellas sabias palabras del filósofo y pensador Josué:

¿Por qué no soy guapo?

Así terminó mi travesía por el DF.
Quise pasar al Estadio Azteca para ver si encontraba mi dedo de caucho, pero comenzó a llover y me dio una hueva de proporciones dinosáuricas.

El Estadio Azteca fotografiado desde el tren ligero en movimiento

En resumidas cuentas no fue una pérdida total. Encontré Daria, conocí a Megan, tengo un tema para postear. Pero lo mejor de todo fue que volví a probar ese pedacito del paraiso en forma de refresco llamado: Chaparrita.



PSA'huevo

Para terminar, les dejo una fotografía del teléfono que usaba mi abuelita. Ella no entendía los teléfonos digitales.

Y pensar que ese teléfono tiene más de 35 años.




OK.
El post de lo que sucedió en el DF ha concluído. Ahora vamos a lo bueno. Las maestrías. ¿Qué información obtuve? ¿Qué maestrías hay? ¿Qué debo hacer para conseguir una beca? Todo eso se responderá en el post:


Maestrías
Sepan Cuantos...



M'kay!
Para hacer esto más fácil, voy a resumirlo de la siguiente manera:

Si quieres estudiar una maestría en una universidad nacional. Es muy fácil. Si la universidad tiene el posgrado que quieres dentro del Programa nacional de posgrados entonces es muy fácil. Realiza los trámites con la universidad y si quedas en la maestría (o doctorado directo) CONACyT automáticamente te otorga tu beca.
Si no está en el programa nacional de posgrados, entonces tú mismo deberás tramitar la beca, tala como lo dice aquí. No obstante, aquí se tiene un límite de becas, dependiendo de la cantidad de dinero presupuestada para posgrados CONACyT; dando especial prioridad a los masters que deseen realizar sus estudios de doctorado.


Si quieres estudiar una maestría en una universidad en el extranjero, ahí es un poco más complicado.
Para empezar, esta universidad debe estar dentro de las mejores 150 universidades del mundo, según la lista que aparece aquí. Adicionalmente, debes tener un dominio del idioma inglés equivalente a 450 puntos del TOEFL (aunque la universidad de destino sea en un país hispanoparlante) y dominar el idioma del país al que desees ir a estudiar. Y lo más importante... la especialidad a la que estás solicitando no debe existir en alguna universidad nacional. Al tener todos estos requisitos, todavía deberás cumplir con los requisitos que se muestran aquí.
El punto más importante de esto, es que para que CONACyT te de una beca, debes primeramente y antes que nada, tener la carta de aceptación de la universidad a la que quieres asistir. Esto quiere decir que tú (y únicamente tú) te encargas del trámite de admisión. Tú envías tus documentos a la universidad que desees, te sometes a los examenes que te pida y realizas todo lo demás. Cuando la universidad te envía tu carta de aceptación, entonces ya puedes ir al CONACyT a solicitar tu beca.
En caso de que la universidad a la que quieras asistir te condicione tu carta de aceptación hasta que demuestres solvencia económica suficiente en el país destino, puedes llevar ese documento a CONACyT y, de quedar seleccionado, ellos te darán la carta que confirme que la institución cubrirá los gastos de manutención e inscripción, además del seguro médico (o al menos, una parte de este).

Como datos interesantes:

La beca que otorga CONACyT (a nivel nacional, para maestría) consta de:

$7000.00 mensuales.
Colegiatura
Seguro médico.

La beca que otorga CONACyT (para el extranjero) consta de:

Estipendio mensual (€990.00; USD $1000.00 o £700.00) dependiendo del país al que vayas.
Colegiatura (se dará preferencia a los que asistan a universidades que tienen convenios con CONACyT).
Seguro médico.


Ahora bien, pasemos a otros lugares a los que fui para maestrías en el extranjero.

Fui a la embajada de Canadá y ahí me enteré que la embajada no da becas. La embajada lo único que hace es facilitar los trámites para la visa de las personas que decidan estudiar en ese país. No obstante, tiene algunas "filiales" que en ocasiones y dependiendo de los recursos pueden ofrecer ciertos tipos de financiamientos.
Para ello, visiten la página de la embajada de Canadá o den click aquí.

Al menos, si los aceptan en alguna universidad canadiense, podrían solicitar la beca de CONACyT como ya se mencionó.

De igual manera, fui a la embajada de Alemania. Y de nueva cuenta, la embajada no da becas. Pero al igual que la de Estados Unidos y la de Japón, tiene un organismo que se encarga de promover la educación entre los países y ofrece algunas becas. Este organismo es el DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico, por sus siglas en alemán). El DAAD es la principal fuente de becas para estudiar en alemania y tiene convenios con CONACyT, por lo que el trámite sería más comodo.
Pueden revisar las opciones de becas para alemania aquí. Y pueden revisar la página del DAAD aquí. Recuerden que muchas de estas becas son financiamientos o los denominados becas - crédito, para que lo tomen en cuenta al solicitarlas.

Al ir a la embajada de Japón, me enviaron (como ya lo mencioné al Centro Informativo y cultural de Japón). Aquí no me quisieron dar ningún puto informe que porque el día 5 de mayo (o el día 15 de mayo) habrá una plática informativa. Para asistir a esta plática, deben registrarse con más o menos dos semanas de anticipación (que'sque porque se llena). Pueden ver la página de Internet aquí. No obstante, se supone que antes de ir a la plática, debes seleccionar la especialidad que quieres y la universidad en la que deseas tomar clases. Desafortunadamente, las universidades japonesas sí piden que se realice un examen de admisión a los candidatos. Normalmente son examenes que los evalúan en las áreas de matemáticas y física, además de tres temas a elegir entre cuatro que propone la universidad dependiendo de la maestría que se desee. Y como un exconcursante de ciencias básicas, puedo decirles que los examenes de admisión, están muy difíciles.
También existe una organización llamada JICA. Aquí hablé por teléfono y me dijeron que las becas que otorga esa asociación, NO son para estudios de posgrado. Son para estancias técnicas de alto nivel o especializaciones de hasta un año de duración. Estas estancias técnicas están en coordinación con CONACyT.


Siguiendo con el turista mundial, llegamos a la embajada americana. Como ya lo puse, de ahí me mandaron a Institute of International Education. Este lugar se encuentra dentro de la Biblioteca Benjamin Franklin y es atendida por un bizcochito super potable.
Si quieres estudiar en Estados Unidos, este lugar es el indicado para comenzar. Por ejemplo, tienen un libro (de cuyo nombre no quiero acordarme), que incluye todas las universidades de estados unidos y las especializaciones de cada una de ellas, además de los requisitos de admisón para cada una de ellas. Ya que estás seguro de que universidad será tu alma mater puedes buscar información acerca de los examenes que te piden. Básicamente TOEFL GMAT y GRE. Desafortunadamente únicamente tienen bibliografía para el GRE General y no
para el GRE Subject.
Habrá una plática a finales de mes para ampliar información sobre estudiar en Estados Unidos, obtener la visa de estudiante y las becas que se ofrecen. También se tienen programadas para finales del mes de mayo.

Aquí mismo pueden ver ¿Qué onda? con lo de las traducciones de sus documentos.
¿A poco pensaron que podían enviar sus actas de nacimiento, título profesional y cartas de recomendación en español? ¡Ni mergas! O ¿A poco creías que porque te aventaste todos los niveles del interlingua tú mismo los traduces y los mandas? ¡Ni mergas! x2.
Para proveer un servicio más completo y de confianza de asesoría educativa para estudios superiores en Estados Unidos, el Centro de asesoría educativa ofrece el servicio de traducción para documentos académicos en el proceso de admisión a instituciones de ese país.
Pero para que te des una idea, los precios están más o menos así:

Para traducir:
Dos cartas de recomendación.
Título universitario.
Certificado de materias con calificaciones.
Y enviar todo esto a cinco universidades de Estados Unidos:

USD $150.00


Para traducir:
Certificado de preparatoria: USD $25.00
Diplomas: USD $12.00 c/u
Carta de recomendación: USD $30.00
Documento notariado: USD $25.00 por página.

Y luego se preguntan cómo es que Estados Unidos es el país más rico del mundo... ¬¬



Pero bueno, de ahí pasé a un lugar que se llama COMEXUS. Aquí es donde ofrecen las becas Fulbrigth-García robles. Les recomiendo ampliamente que revisen esa página de internet, puesto que es una de las becas más llamativas que hay para maestrías en estados unidos. Y de hecho, es perturbadoramente sencillo.
Se puede resumir así:

Si cumples con todos los requisitos (que no son nada del otro mundo, puntaje de 61 en TOEFL iBT, 850 puntos en el GRE y demás puedes solicitar tu maestría en lo que desees (excepto medicina, veterinaria y odontología). La metodología es muy sencilla. En la solicitud tú pones cuatro universidades a las que deseas asistir. El comité de becas revisa tus documentos y tu currículum. A los que sean seleccionados se les llamará a una entrevista con expertos en el tema acorde con su maestría. Los que sean seleccionados de esas entrevistas... ya la hicieron. COMEXUS se encarga de hacer todos los trámites con las universidades de estados unidos que eligieron. Ya nada más tienen que esperar a que comience su maestría. Y esto es en donde está el único punto malo de COMEXUS. El proceso de selección toma al menos un año. Esto quiere decir que tienes que esperar dos años para entrar a tu maestría. Te pongo este ejemplo:

La convocatoria inicia en octubre de 2007.
Termina en mayo de 2008.
Los afortunados ganadores comienzan maestría en agosto de 2009.

Y al menos yo, no alcanzo a meter todos los documentos para el 9 de mayo que termina la convocatoria... así que tendría que esperar hasta el 2010 para comenzar mi maestría... O_o



Pero bueno, muchas cosas internacionales y nada local... ¿Qué pasó?
Ahora pondré lo más sobresaliente de la Expo posgrados.

Como ya dije, hubieron muchas instituciones. Muchas que no tenían nada que ver con ingeniería, así que ni las mencionaré. Lo único que pondré en esta parte son los programas que ofrecen las universidades nacionales y ya... porque ya me cansé de escribir es post. Además ya quedó muy grande...

Pues obviamente estaba en CINVESTAV. Ellos dieron algunos regalitos. Pero lo importante es que obsequiaron un CD con toda la información necesaria. Especialidades, planteles, materias, requisitos de admisión y todo lo que siempre quisiste saber acerca del Centro de Investigación de Estudios Avanzados del Politécnico. Es un CD muy completo en verdad. Trae todo lo necesario, no solo de Ingeniería, sino de ciencias biomédicas, ciencias exactas, administración y demás. Pero ya sabes que solo me interesa ingeniería... y pa'que veas que no soy tan ojete como parezco, aquí te dejo la parte del CD correspondiente a posgrados de ingeniería. Si tú, querido y teórico lector, estás interesado en algún otro posgrado, hazmelo saber y con gusto subo el archivo correspondiente para que lo descargues. Me cae que soy bien buena onda.
Hablando del CINVESTAV, la maestría que más me llamó la atención fue la maestría en robótica y manufactura avanzada en el campus Saltillo. Ahí incluso tienen lo que les llaman jornadas estudiantiles, en las que los que quieren estudiar un posgrado en esa especialidad, se lanzan un par de días a conocer el campus, y a participar en un pequño proyecto, pa'ver si es lo que en verdad desean.

También andaba por allá en la expo la UASLP, y por supuesto el IICO, con su maestría en ingeniería eléctrica.

Estaba también la UAM que tiene una variedad de posgrados en ingeniería. Puedes ver la lista aquí. Es una escuela de paga, así que no tengo idea si apliquen becas CONACyT.

También estaban el mismo estand el CIDESI, CIATEQ y CIO (y entregaron un tríptico bien fashion, por cierto), con muy buenas opciones de maestría en Mecatrónica e ingeniería óptica. ¿Qué dónde están estos goeyes? No'mas en Querétaro.

Y como omitiríamos al Instituto Politécnico Nacional. Que además de todos los prosgrados que ofrece en el CINVESTAV, también mostró unos muy interesantes en Ciencias de la Computación.
Y claro, la única que no podía faltar, la siempre Autónoma: Universidad Nacional Autónoma de México. Son muchísimos los posgrados que ofrece y que hueva mencionarlos todos. Mejor les dejo la página de los posgrados y se la peluquean ustedes buscando el que les guste.

El CENIDET también estuvo, ofreciendo maestrías en Mecatrónica, Mecánica, Electrónica y Ciencias de la Computación. Todas están dentro del programa nacional de posgrados, excepto mecatrónica... que'sque por que apenas tiene un año. ¿Qué dónde está el CENIDET? No'mas en Cuernavaca...

Para saludar al Franco, tenemos también las maestrías que ofrece el CIMAT. Estas son más de matemáticas aplicadas, pero pues igual y alguien está interesado. ¿Dónde está el CIMAT? Pu's en Guanajuato.

Una de las que suenan más tentadoras: La maestría en Optomecatrónica del Centro de investigación en óptica. La verdad suena muy interesante... si no me creen, pueden revisar este link, que los llevará hasta la página del CIO.



Sale querido y teórico lector. Aquí dejo este post.
Si te sirve, qué buena onda, sino, pu's al menos ya cumplí con algo que ni es una obligación.
Si haces un posgrado, me avisas.


Por cierto, la neta que me quedó muy chido este post... me la discutí con tantas fotos y tantos links. Me cae que me merezco un:


P.S. Agradezco la valiosa participación de Anavi en la elaboración de este post.

6 Personas con IQ alto han comentado:

AnaVitch dijo...

Jaja, claro! ya vi que pusiste tus rolas =)

Y que risa con el recepcionista jajaja.

Te hubieras quedado a dormir en el metro hasta que llegara el día de la plática.

A mi, no me gusta el df. Prefiero mil veces mi ranchote.

Anónimo dijo...

Clap clap clap!!!!!!!!!!

Ya te lo había dicho, pero bueno que quede escrito para la posteridad: Este post estuvo genial, colosal, magnífico, más que excelente...

Y ya sabes quien soy ^_^

Saluditos y muchas gracias por este post!

Piesesilla dijo...

Hola, Hola.

Muy interesante la información, hasta me dan ganas de tomar una maestrá.. ¿Porque no?
Tu entrada fue genial, me fascinan los relatos a detalle, hasta lo de los tipos vestidos de manzanas a los que les cantaste "estaban los tomatitos.."

PD. Siempre me entretienes en demasia.. son las 10 y apenas empezaré mis labores -oficinezcas-

Piesesilla dijo...

fucket...

quizé decir MAESTRÍA

Anónimo dijo...

bueno para la otra k vengas o necesites algo ya tienes con kien contar...

por cierto estuvo muy padre tu recorrido...

jajaja...

espero k estemos en contacto...

hell_lunass@hotmail.com

Anónimo dijo...

ah me llamo Selene no te dejé mi nombre...

saludos

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.