domingo, noviembre 08, 2009

Centésimo vigésimo segundo - Regionalismos -

Durante toda mi vida estudiantil, querido y teórico lector, habido estado rodeado de singulares personajes que se destacaban, más que por sus habilidades, por su lugar de origen. Desde la primaria, con chabacana alegría nos dirigíamos a ellos utilizando apelativos que funcionaban más como gentilicio que como apodo.

¿Quién no tuvo un compañero al que le apodaban como la ciudad/pueblo/rancho del que venía originalmente?
Ya saben, el "Tamazunchale", el "Acapulquito", etc.

Tal vez la causa que más ocasionaba esta clase de apodos, no era el particular desconocimiento del lugar de origen del individuo, sino más bien, por sus "regionalismos". Generalmente, puede no importarte el lugar en donde nació alguien, a menos que sea chilango o regio, pero son dos cosas las que te impiden olvidar las enormes diferencias entre los de tu grupo y el inmigrante:

- Su acento
- Sus regionalismos

A veces, si eres del centro del país, puedes no tener un acento muy notorio a diferencia de los habitantes de la costa o del norte. Pero las palabras que usas para referirte a las cosas o a las personas, son las que te condenan a sufrir burlas por tus compañeros.

Y por primera vez, soy yo al que van dirigidas esas burlas.

Pero es que el léxico es el léxico, y 21 años de vivir en San Luis Potosí no podrían pasar desapercibidos.

¡Bofo! - Dije alguna vez como interjección de sorpresa. Y todos los chilangos que hacen las veces de mis compañeros de maestría me observaron con intriga. - ¿Qué significa Bofo? - Fue lo único que acertaron a preguntar.

- ¡Bofo! ¿Cómo no significan qué significa Bofo? - Fue lo que respondí, tratando de darles a entender que Bofo es como una figura retórica que se define a sí misma.
Uno me contestó que para ellos Bofo significaba algo de poca consistencia.

Efectivamente y según la RAE, Bofo significa de poca consistencia, pero en San Luis Potosí se usa para denotar sorpresa, incredulidad y similares.


Sorprendido por que desconocieran bofo con el mismo significado que yo, seguí utilizando palabras que imaginaba eran coloquiales a nivel nacional.

- ¡Vámonos a tirar barra! - Dije una vez que salimos temprano y teníamos significativamente poca tarea. Nuevamente, todos me miraron con esos ojos de ignorancia como de perro a medio cagar (como diría mi padre) y sólo dijeron, casi al unísono: ¿Qué?

Tirar barra significa estar de flojo, holgazanear, hacer nada, etc. Pero como no lo entendieron, peridó todo sentido el explicarles.


Ahí fue cuando me di cuenta de que ahora soy yo el inmigrante, ahora soy "la minoría".
En cuanto lo deseen, mis compañeros podrían comenzar a llamarme por un apodo tan imaginativo como "San Luis" o "Potosí". Mejor ni me muevo porque me atoro.

Saludos.

3 Personas con IQ alto han comentado:

El Mante!!! dijo...

Ja ja ja... pelas!!

... pues esqe sí... nomás aqí en SL exclaman "Bofo"!!!... no te pases vato!!!...

Mejor qe te digan el "Potsi"... eso rulearía!...

... lo q si no tiene madre es q no sepan qé es "tirar barra"...

Sobras

Luisz dijo...

Bueno, yo tuve que buscar en el Urban Dictionary qué demonios significaba LOLWUT ...

INDESEADA dijo...

Jajajajajaajajajá.
Ay! yo me distinguí toda la facultad por repetir las frases célebres que se utilizan en mi pueblo...
Búscame como la Jalisquilla...

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.