sábado, septiembre 13, 2008

Nonagésimo segundo - Operación -

¿A chingá'? ¿Tan pronto otro post? ¡No mamar pinche Dib si apenas estaba procesando el posible pero no probable fin del mundo!

Seguramente esas son las palabras (con más o menos ofensas) que exclamaste cuando te diste cuenta de que ya había actualizado de nuevo, a tan sólo unos cuantos días de actualizar anteriormente. Pero sí, así es. Una nueva situación se ha presentado y tiene el suficiente grado de interés importancia para hablar de ella.

Primero que nada... ¿Por qué cuando digo que mis padres van a ser abuelos SIEMPRE, invariablemente preconciben que me convertiré en tío? Yo también puedo ser un irresponsable idiota inútil. Ok... no puedo ser idiota, pero ciertamente puedo ser irresponsable. Es deprimente saber que me tienen en esa concepción de geek aburrido. Chale.
Como sea, la entrada de esta ocasion no es para confesar mis traumas existenciales por ser considerado un impedido social. Es para hablar de una situación un poco más complicada médicamente: una cirugía.

Debido a ciertos problemas que tienen más años de los que yo recuerdo; mi padre será sometido en los próximos meses (diciembre o enero) a una cirugía de prótesis de cadera. Dejando a un lado el riesgo que implica una operación quirúrgica como esta, debo decir que es en verdad muy interesante. Como no tengo nada mejor que hacer, y mi padre me dio autorización para hablar de eso aquí en este blog que en cierta forma es de todos, pero en cierta forma un poco más específico, es mío, pues les voy a poner un pequeño FAQ.

¿Quién es candidato para una prótesis de cadera?

La artrosis de la cadera afecta habitualmente a personas de mediana edad y a los mayores. Los síntomas van desde unas leves molestias hasta un dolor severo incapacitante.

En efecto, mi padre tiene en estos momentos un dolor considerable al momento de desplazarse. Inclusive alguna vez se bromeó con el singular parecido que tenía su velocidad con la del desplazamiento de un león marino enyesado.

La sustitución protésica de la cadera es una operación diseñada para reemplazar una cadera que se encuentra dañada normalmente por la artrosis. La cadera es una articulación constituida por una esfera dentro de una cavidad. La esfera está formada por la cabeza del hueso de la cadera (fémur) y se ajusta perfectamente a la cavidad, el acetábulo. Como se muestra en el diagrama de la izquierda “Cadera Normal”.
Cadera normal

Más o menos, todo se puede reducir en que van a hacerle esto:

En una cirugía de sustitución de la cadera, el cirujano sustituye la cabeza gastada del hueso de la cadera (fémur) con una esfera metálica o de cerámica que va montada sobre un tallo (vástago); la cavidad que contiene esta cabeza es sustituida por un polietileno (plástico) ó un polietileno apoyado sobre un soporte metálico. La prótesis puede anclarse en el hueso mediante cemento o quedar fijada mediante un encaje a presión sin cemento.

Y por si no te quedó claro, ve esta imagen:

Así debe de quedar... casi Robocop.

PSA'huevo... ni en el Solid Works se pudo modelar mejor.

¿Por qué van a hacerle esa operación?
Tal vez esta imagen te aclare las cosas:

En la radiografía se ve casi igual... pero sin colorcitos.

La rehabilitación será más o menos prolongada:

La rehabilitación comienza al segundo día después de la cirugía incluido la marcha con 2 bastones, asistida siempre por un kinesiólogo. Una vez dado de alta del hospital el paciente tiene que continuar con su pauta de ejercicios tres veces por semana con un kinesiólogo, por un período aproximado de un mes. Posteriormente, el paciente debe continuar con un plan de ejercicios por su cuenta por un período no menor a 3 meses. La duración del uso de bastones dependerá del tipo de prótesis que se utilice.
Mi padre estaba un poco nervioso y muy angustiado por no saber exactamente qué es lo que le van a realizar. Afortunadamente, su socialmente impedido hijo encontró en Internet un video que explica ENCABRONADAMENTE BIEN todo el procedimiento.



Después de ver el video, mi padre puso una cara de: ¡No mamar! Pero al menos la incertidumbre del procedimiento desapareció... ahora únicamente está nervioso.

Sinceramente, después de ver el video, considero que hasta yo podría realizar la operación. No se ve taaaan complicada. Además, ya hasta tengo un libro que me va a ayudar:


¿A poco no está con todo?

Lo bueno de todo esto, es que mi padre ya se está preparando para su convalecencia. Ya adquirió un bastón y yo estoy seriamente pensando en regalarle la siguiente playera:


Jajaja... es la ley.

Y mi padre, siempre confiable, pensando en todo:


Groucho Marx estaría orgulloso por la ironía.

Habrá que esperar hasta finales de año para que les relate el descenlace de este post.
Mientras tanto...

Au revoir.

5 Personas con IQ alto han comentado:

Natalia dijo...

Jaaaaaaaaaaa! Está quemado chavito...

Serpoo dijo...

.

Lo bueno es que le sacaste la duda acerca de su operación.

Ya veremos que pasa hasta entonces n_n

LOL la playera XD

.

Ernesto dijo...

Jajaja: "...No se ve taaaan complicada..." che dib, y el libro es la neta.

Bueno, esperemos que todo salga bien!

Gabriela dijo...

No sé si mi IQ es alto, puedo comentar igual?

Barbara dijo...

el hueso, así con eso rojo... me da asco o miedo... ya ni sé

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.