miércoles, febrero 04, 2009

Centésimo sexto - Reputísimo IFE -

Saludos querido y teórico lector. ¿Cómo has estado estos últimos días en los que no has recibido mi ignominiosa sabiduría?

Seguramente bien, ya que en las últimas fechas se han sucedido eventos deportivos que han encendido las bragas de todos los que son fanáticos de los deportes. Primeramente tuvimos una excelente final de tenis en el torneo de Australia entre Federer y Nadal, también tuvimos un partido de la selección mexicana de fútbol (tal vez a alguien le pueda interesar), un torneo de afiliación de ajedrez aquí en San Luis Potosí y por último, pero más chingón, tuvimos el Super Bowl.


Y en honor a la verdad, el partido estuvo chingón. Aunque en la primera mitad Fitzgerald no'más atrapó un sólo pase. Pero en el último cuarto los pocos que le íbamos a Arizona sentíamos que había posibilidad, hasta que ya no la hubo.
Ese día todo se preparó en mi casa desde temprano: la botana en abundancia, los refrescos se sirvieron copiosamente y las mentadas de madre para los árbitros se sucedían una tras otra, cada una más sonora y sincera que la anterior. Aunque al final del partido se sintió una pequeña falta de salsa Valentina en los sabritones, fue un buen Super Bowl que al menos a mí, me hizo olvidar la patética derrota de los Patriotas en el Super Bowl pasado; derrota que, por cierto, me costó una salsa Tabasco.

Casi todo fue perfecto. El previo de Televisa Deportes con Vanessa como infiltrada con las porristas, la transmisión con expertos como Toño de Valdés, Enrique Burak, Pepe Segarra y la inmensa cobertura que Televisa hizo al Super Bowl fue genial. Regalaban cascos de los 49's de San Francisco autografiados por Joe Montana... ¡OMFG! Únicamente hubo algo malo; algo que pateó las bolas de todos y cada uno de los mexicanos que veíamos con atención renovada la transmisión: los comerciales del IFE que por ley las televisoras deben pasar.

Sin más que agregar, te presento, querido y teórico lector:

Reputísimo IFE
Su programación será interrumpida por los próximos tres minutos


Por situaciones que a pocos importan y a menos interesan, he regresado inexorablemente al uso de la televisión abierta. Ya no más Televisión de paga.
Los que me conocen, saben perfectamente que soy un fan del cine y sobre todo de la televisión. Soy un fan no como apreciador del arte y la libertad de expresión que nos dan. Son un fan que aprecia la televisión por todavía ser la máxima forma de entretenimiento. Y es por esto, que ver acciones como las del IFE me caga la madre.

Estaba yo tranquilamente viendo el Super Bowl y al haber una pausa aparece una leyenda que decía más o menos: "Los siguientes comerciales son obligados por la ley así que tendrá que morderse un huevo y aventárselos completitos".

Yo, creyéndome bien listo, que comienzo con el nunca bien visto "zapping" esperando encontrar algo medianamente interesante en los DOS minutos que dura la pausa en la transmisión del Super Bowl. Menuda sorpresa me llevé al ver que los comerciales estaban en cadena nacional y que los únicos que se salvaron eran el canal 4 (canal del politécnico) y el canal 9 (canal del la UNAM). Todo agüitado encabronado, regreso al canal 2 para seguir viendo el partido, puesto que ya habían pasado más me minuto y medio y no quería perderme la jugada que venía a continuación, tercera oportunidad y gol para los cardenales. Pero ante mi completa desesperación, molestia y repudio los comerciales se sucedieron por otro minuto más, haciendo tres minutos de comerciales. Cuando al fin regresan a la transmisión, ya la jugada había terminado y un pañuelo había sido lanzado, ocasionando la molestia de los fans de los acereros. Jugada que por cierto, hasta el momento, NO he visto.

Comprendiendo que eso no dependía de las televisoras, me calmé un poco y proseguí viendo el partido con chabacana alegría. Poco antes de que Bruce Sprengsteen se golpeara los genitales con una cámara de televisión frente a cien millones de personas, que nos interrumpen con otra serie de comerciales.

¡HÁGANME EL REPUTÍSIMO CHINGADO FAVOR!
Esto pasó innumerables veces en la transmisión del Super Bowl, y por lo que he leído, también ha sucedido en partidos de fútbol soccer (nuevamente, tal vez a alguien le interese). Investigando un poquito en la red, he encontrado algunos datos que aunque interesantes, me patearon la entrepierna:

A partir del pasado sábado 31 de enero y hasta el 5 de julio —un día antes de las elecciones—, cada una de las mil 569 emisoras concesionadas de radio y televisión en el país deberán difundir un total de 48 minutos diarios para los promocionales de los partidos y de las autoridades electorales. Es decir, se habrán de transmitir más de 23.4 millones de spots político-electorales.
Fuente
Anda la puta osa.
Querido y teórico lector, perdona mi lenguaje obsceno pero es que no chinguespinchesmames. Del 31 de enero al 5 de julio hay 156 días y si cada día nos meten por el orto 48 minutos, para el 5 de julio habremos perdido 7488 minutos que son 124.8 horas, que son 5.2 días nada más viendo como el PRD no permitió la "pritavización", como López Obrador ya se fue con los de convergencia porque ya no le aguantaron sus mamadas, a los del PRI diciendo que ya evolucionaron y que son más vergas, y a los del PAN diciendo que todo está bien, a los del Partido Verde que están traumados con la "hoja de cálculo" y los "exámenes cardiacos de seis meses". Chale, si mi padre está igual... lo van a operar hasta mayo y no me leen aquí quejándome.
Y para acabarla de chingar, tenemos que aventarnos los comerciales de que recojas tu credencial de elector, que la actualices, que la cuides, que no te masturbes salvajemente con ella, que no hagas vudú con la de alguien más, entre muchas otras cosas.

Según sé, hay dos verdades universales:

1.- Nunca le des tu tarjeta de crédito a una mujer.
2.- La política tiene espacio en la televisión DESPUÉS de las 23:00 hrs.

Si una de esas verdades ya ha sido violada, ¿A dónde vamos a parar? Ver tantos comerciales en horario estelar, mata el espíritu de los televidentes, crea repulsión no sólo para las televisoras que los pasan sino también para quienes los hicieron.
¿A poco creen que con tantos comerciales van a votar por el PRD?
Al contrario, nada más que se acuerden cuantos eventos deportivos, telenovelas, series, caricaturas, etc, etc. Van a mandarlos a chingar a su madre, adentro de un bote para que suene, y en abonos para que les dure hasta las elecciones del 2012.

Ahora que lo pienso, no fue tan malo. Tal vez nos pudo suceder como pasó en Arizona.

We spent most of the Super Bowl crossing our fingers that we'd get to see some sexy ads (we didn't). If only we'd been in Tucson—we could have seen some honest-to-goodness porn!

Or at least pornstar penis, in any case. During the final few minutes of the game, Comcast subscribers had their broadcast interrupted by none other than Evan Stone. Check the video above to relive the magic—and hey, can anyone identify what porn the clip is from?

Fuente


Chale, en lugar de estar mamando con tantas pendejadas del IFE, mejor deberían castrar al pendejo que cantó ebrio el Himno Nacional:



P.S. Aquí está Vanessa como infiltrada:



Saludos.

6 Personas con IQ alto han comentado:

Rosalba dijo...

No se que estaban pensando cuando decidieron bombardear a la ciudadanía con toda esa infinidad de promocionales. De seguro que nada, como siempre... XDDD

La pena de muerte para el que canto el himno. ¡Qué pena!

Daniel Alvarez dijo...

=)
='(

Lo del himno es de esas cosas que le hacen a uno debatirse entre llorar de lástima o llorar de risa, yo digo que estaría bien que lo cuelguen... pero de aquellos, hasta que por efecto de la gravedad se castre solito, para que pague su crimen y no se le ocurra volver a abrir el pico estando ebrio.

Y del asunto de los promocionales, la verdad me parece una estupidez que estén tirando tanto dinero en esas porquerías y contaminando a los televidentes con mentiras, sobre todo estando las cosas como están ahorita. Creo que este post es la exteriorización del pensamiento de muchos de nosotros.

Por cierto saludos inge, que ya hace rato que no lo veo.

Serpoo dijo...

.

Hahaha... sabía que hablarías de eso XD.

Pues hasta donde yo sé, también salieron afectados los que veían partidos en SKY, lo cual es más molesto porque se supone que pagaron por programación lo más libre de publicidad posible... pero en fin.

Honestamente ya casi no veo la tele, pero el colmo sería, que empezaran a poner esos spots al cargarse un video del Youtube.

.

Guffo Caballero dijo...

Dib:
Muchas gracias por la valiosa aportación que me hiciste en Recolectivo.
Ahora que lo mencionaste, la neta sí hubiera estado chido eso que dijiste, jajaja. Que el Licenciado hubiera decidido no abrir el paracaídas por temor a no tener los huevos suficientes para abandonar todo lo que lo oprimía y la única manera de liberarse, era muriendo.

Chido. Gracias por enriquecer mi relato.
Saludos y buen fin de semana.

Saludos.

DINOBAT dijo...

Muy interesante el blog...si si es que existimos en un espacio distinto y padecemos de frustraciones eternas...

Ernesto dijo...

Según me dijeron que el IFE les dijo que pasaran los tan mentados 48 minutos, pero que no se les dijo que los pasaran en cachos de 3 mins. Que eso lo hicieron las televisoras que nosotros, el público tan querido, nos emputaramos y pidieramos que los quitaran, por que para las televisoras son 48 minutos que no estan generando millones de lana...

Y mientras uno, se fiega!!!... ya no hay moral...

(Por cierto Sr Dib, ha sido escogido para hacer un meme, muajajaja)

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.