sábado, septiembre 04, 2010

Centésimo trigésimo quinto - Viviendo con mujeres -

Advertencia: Moderado nivel de escatología en este post. Proceder con precaución.

Saludos querido y teórico lector.
Hoy tengo más tiempo del que suelo tener normalmente y eso repercute en que haga una pequeña actualización en un tiempo no tan mamonamente largo como últimamente se ha acostumbrado en este blog que como me gusta decir, es de todos, pero siendo un poco más específicos, es únicamente mío.

Como algunos de mis queridos y teóricos lectores saben, debido a circunstancias que a pocos interesan y a menos importan, acabo de cambiarme de departamento. Y ha sido un cambio bastante radical. Pasé de vivir con un par de holgazanes sinvergüenzas a vivir con ¡3 mujeres!

Lo primero que escucho de las personas (hombres) a los que les he comentado el hecho de que vivo con ¡3 mujeres! es:

¡SSsss.... pinche vato! ¿Y están buenas?

Y la razón por la que las personas (hombres) me dicen eso al primer momento de enterarse que vivo con ¡3 mujeres! es porque lo primero que ellos piensan es: "Menáge à trois". Por alguna razón (que ciertamente puedo entender) la primera imagen que viene a la mente de un hombre al momento de imaginar a un sólo hombre que vive con ¡3 mujeres! es una orgía colosal que durará meses.

Por otro lado, todas las mujeres que se han enterado que vivo con ¡3 mujeres! me han dicho:
Serás bendito entre las mujeres

No tengo idea de qué significa eso. No sé si sea un cumplido, una advertencia, una premonición o una amenaza.

Pero sea como sea, el vivir con mujeres es algo que ha cambiado mi vida de manera radical. Y eso que apenas llevo 1 semana viviendo con ellas.

Lo primero que notas de diferencia entre el departamento que compartía con los chavos y con las chavas, es que el departamento de estas últimas ¡Está limpio! Así es. No hay otra palabra para describirlo. No hay polvo en el suelo, no hay cabellos amontonados en la regadera, no hay platos sucios, y no hay pedazos de pastel en el techo del departamento.
Eso definitivamente es un cambio agradable. Ya no tienes que estar soportando el hedor que sale del refrigerador descompuesto que ninguno de los habitantes se ha dignado limpiar. No tienes que soportar el ver el sarro dentro del inodoro y no tienes que soportar el hecho de que 3 hombres viviendo en un departamento es algo malo.

Ahora con las mujeres, todo es distinto. Las ¡3 mujeres! estudian maestría (2 de ellas) y doctorado (la otra) en la misma escuela que yo; así que están bastante conscientes de lo que eso significa. Pero eso no hace que dejen a un lado los labores de asear el departamento y en ocasiones, cocinar, cosa que me agrada bastante.

Si bien el vivir con 3 mujeres es algo bueno, también tiene sus desventajas. O mejor dicho, sus "incomodidades". A mi nunca me ha gustado andar "sin camisa" cuando estoy descansando o algo así, pero ahora aunque quiera hacerlo NO ES POSIBLE. No puedo salir de mi cuarto por las mañanas a encender el boiler en ropa interior mientras me rasco con fruición los genitales. Digo, nunca he hecho eso y dudo alguna vez hacerlo, pero el punto ahora no es que no pueda hacerlo, sino que NO DEBO.

En el depa con los chavos, en ocasiones te encontrabas en tu habitación y esporádicamente escuchabas algún gemido aislado que bajaba de intensidad al instante. Lo único que podía explicar tal cosa, era que algúno de tus compañeros se encontraba en su cuarto viendo porno y se le olvidó bajarle al volumen. No creo necesario que indique aquí que acción imagino que realizaban mientras disfrutaban del porno.
Ahora, aunque desconozco las costumbres del goze de pornografía en las mujeres, supongo que no habrá esa clase de situaciones. Ahora tal vez sea yo el que olvide bajar el volumen de mi laptop.

Otra de las cosas que me parece interesante de vivir con mujeres, es la INMENSA cantidad de cosas que tienen. El baño tiene más de 15 productos de belleza ¡Para cada una de las chavas! Shampoo, jabón, crema, crema exfoliante, pomadas, maquillaje, etc. etc. Y además, tienen artefactos increiblemente raros como los "cepillos interdentales" que de sólo recordar como se usa una aberración así me duele la boca. Los hombres sólo tenemos: Cepillo y pasta dental, shampoo, jabón y rastrillo. Los menos hombres usan crema de afeitar, pero los machos como yo, lo hacemos a pelo, únicamente con agua.

Otro problema es que las mujeres exageran para todo.
Hace poco se acabó el papel higiénico y las chavas estaban todas histéricas, ya haciendo un plan de cuándo ir al super a comprar cosas, cómo repartirnos los gastos, etc. etc. Todo porque se acabó el papel higiénico. Bien pude ir a la tienda a comprar un paquete, pero al parecer esa idea era tan descabellada como utilizar servilletas.

Sin embargo, lo más difícil de vivir con mujeres son los pequeños detalles que nunca habías pensado antes: ¡El baño!
Si bien, todo el mundo tiene la imperiosa necesidad de ir al baño, cuando vives con tres mujeres (que no tengan relación fraternal contigo), el ir al baño no es algo tan sencillo. Digo, la teoría es la misma: entras al baño, cierras la puerta con seguro, te sientas en el bien denominado trono y dejas que los movimientos intestinales hagan lo suyo. Pero ahora es distinto.
Para mis queridas y teóricas lectoras: ¡Los hombres idealizamos a las mujeres como perfectas critaturas que NO DEFECAN! Espero que mis queridos y teóricos lectores hombres me apoyen en esto con sus siempe bien recibidos comentarios. Digo, los hombres no somos idiotas (no mucho). Sabemos que van al baño y defecan, pero preferimos pensar que simplemente, ustedes no van al baño, o a lo mucho, sólo orinan.
Pero los hombres no. Los hombres vamos y tiramos enormes leños de mierda y hasta cierto punto, nos sentimos orgullosos de ello. El problema es que... bueno... tales leños no suelen salir "calladamente". Y si te pones a pensar en que somos cuatro personas viviendo en un departamento en el que se puede escuchar cómo alguien abre la puerta de su closet cuando todas las puertas están cerradas; pues no es algo lindo.

Entonces, para todas las personas que tienen un poco de decencia, la idea de meterte en una habitación con más eco que la chingada y ponerte a "matar patos" como eufémicamente (¿existe la palabra "eufémicamente?) llamó una de las chavas al hecho de soltar gases, ya es algo que te hace pensar.
Sí, todo el mundo lo hace, es natural, no tiene nada de malo, nada más bájale y usa aromatizante, todas esas frases que piensas ya las he pensado y sabes qué... ¡Eres un hipócrita! Quiero que vayas un día a la casa de tu novia@ y mientras (él) ella está viendo la TV, quiero que entres a su baño te pongas a pedorrear como si fueran cohetes en Navidad.


Básicamente es todo lo que tengo que decir por ahora. En general, en todo lo demás estamos muy bien. Nadie se mete con nadie, no hay (ni habrá) menáge à trois, nos repartimos el quéhacer, y todos somos bastante responsables. Pero bueno, como dije, son los pequeños detalles los que se extrañan.


Saludos y perdón por la escatología.

7 Personas con IQ alto han comentado:

Sandy dijo...

Estoy de acuerdo, cada una de las experiencias tienen sus pros y contras y coincido en que la cuestión del baño, para hombres y mujeres es la más difícil, aun sigo tomando con reserva entrar al baño en casa de mis amigos.

Disfruta las ventajas y suerte con el resto. Y como consejo personal evita las confrontaciones en los días SPM.

Mantennos informados.

marcelTO dijo...

por eso... si están buenas o nO.o´!... =)

qé tortura debe ser para tí el dejar que esos gasesillos fluyan con naturalidad y libertad en el momento en el qe éstos se sientan listos para abandonar tu puerco...

ah... pero qerías vivir con 3 chavas... ps ahora te aguantas... te encargo unas fotos de tu nuevo depa... y de tus compañeras!... ja

muy cierto... cuidado con Andrés...!!!

Slds!!!

Angel B dijo...

Vaya forma de regresar al aire. Interesante situación la que describes.

Es un hecho que tener mujeres en una casa hace una diferencia tremenda. El precio es que no es ni la mitad de cómodo en el sentido de que hay que entrarle a la chamba doméstica también y muchas libertades que solemos tomarnos en un ambiente libre de estrógenos ya no son opciones.

Consideralo un entrenamiento para cuando vivas con alguien ;)

La Diabla dijo...

yo no me imagine un trio, lo que yo me imagine es que debes verte taaan cute, tan caballerito y taaan inofensivo como para que tres mujeres acepten vivir contigo.

sobre eso de los gases jaja debe ser una tortura ir al baño, yo por ejemplo puedo eructar cuando tomo cerveza sin pena alguna, cosa que mi ultimo ex odiaba, pero en cuestion de gases uhhhh eso si me da muchisima pena, tanto asi que a veces prefiero mejor no ir al baño... aunque aunque yo creo que cuando he dromido con mi novio pues es inevitable y ni cuenta se da uno verda pero... ok perdon por lo escatologica goooei.

Anónimo dijo...

jajaja osea, q onda con eso?? no poder liberar las almas d los inocentes???
q mal plan...aunke bueno, mi hermana dice q io soy muy niño para ser niña, y sq hago comentarios bn sucios, claro esto solo cuando estoy con eia, si hay otra persona (amigos, familiares o asi) pues nup. m dice q dbo ser mas respetuosa con lo q digo, q no puedo andar x la kasa gritando: "traime papel q aki c akabo y willy viene bn grande!!" jajaja...o algo asi km: "estoy a punto d liberar una pekeña alma q ha sufrido....km sufriras tu si no t awantas la respiracion.."
y sq solo lo digo cuando estamos n kasa, no ando diciendo esas cosas n casa d alguien mas y mucho mnos n la kaie ni con otr persona presente...sq...q delikados c han vuelto todos la vdd...pro wenis, ojala t vaia mga bn al vivir entre puras niñas limpias jiji
atte
elizabeth
m encanta tu blog

Anónimo dijo...

Jajaja claro que es difícil vivir con personas de distinto sexo cuando no son de tu familia, pero vayamos a lo importante.................................................. ¿Estan buenas si o no?

Anónimo dijo...

ahhh yo tambien lo unico que queria saber era lo mismo que el anterior...¿estan buenas o no?!

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.