jueves, junio 07, 2007

Quincuagésimo tercero - De la verga -

Saludos querido y teórico lector y te reverencio, muy querida y teórica lectora. Te saludo congratulado de tu visita a este ámbito de conocimiento, en el que con laxitud ceremoniosa te empapas con el discernimiento que regirá tu destino.

Hoy, cansado, ojeroso, sin ilusiones y con una sensación de que todo va mal... no, creo que la palabra que busco no es mal... me parece que un mejor adjetivo (con todo y su adverbio) es... “de la verga”. Si, con la sensación de que todo va “de la verga”, me dispongo a compartir las historias de vida que con ansias mordaces esperas para darle un significado a la tuya.

Hoy, azorado por el desempeño tan “de la verga” que tuve en un examen, vengo a compartirte lo que para el autor sería una historia más de su saga “La vida detrás del mostrador”. En esta entrada, voy a relatarte, más o menos cómo son los examenes en el tres veces H, ITSLP. Pero, primero, a manera de introducción, utilizaré un documento, de origen desconocido, pero de acceso público en la red, en el que se relata más o menos algunos puntos que serán de ayuda en el seguimiento de este thread. En este documento (ahora accesible desde una página de Wordpress), se tratan los momentos anteriores del examen.

Sin más ni más, te presento:

Examen
Profe... ¿“De la verga” es una calificación?


Introducción

El día anterior al examen…

1. - La paradoja del tiempo

El tiempo transcurre, para uno, 200 veces mas rápido de lo habitual: “…la velocidad de las agujas del reloj es inversamente proporcional al tiempo que resta para el momento del examen…”. Se cae un lápiz al suelo, y luego de juntarlo sorpresivamente han pasado 10 minutos!!! Una breve merienda nos saca de golpe 45 minutos !!

Frases mas comunes:
¿YA… LAS OCHO ?? !!!

2. - Delegación de responsabilidades:

Se resume en una frase: “…¿QUIEN ME MANDO A MI A ESTUDIAR ESTA CARRERA … ME QUIEREN DECIR ?? !!!!!!…” (este síntoma se manifiesta repetidas veces a lo largo de todo el proceso)

La noche anterior al examen…

Nota: A partir de aquí ese fenómeno tan agradable como es “el sueño”, se convierte en nuestro peor enemigo, torturándonos, traicionándonos (a las 3:00 AM se presenta con toda su fuerza), boicoteando con el pasar de las horas el normal funcionamiento de nuestros órganos: torpeza motriz, dificultad para hablar, pensamientos inconexos, etc. A lo cual uno recurre a antiguas armas para este viejo enemigo: café, agua helada sobre la cabeza, azotes, etc…

3. - Examen de conciencia y arrepentimiento…

En medio de una situación en que una hora vale la vida, uno comienza a recordar aquellas noches que se la paso perdiendo el tiempo, mirando tele, divagando en algún bar, taringueando, o que se fue a dormir sin sueño. Odio a uno mismo (comienza el debacle emocional y motivacional). Recuerda que aquel café con leche y pan de queso le impide hoy repasar la unidad 3, y aquella vez que bajó a comprar aspirinas y llegó a lo de un amigo, sea probablemente la causa del próximo aplazo.

4. - Cambio en el orden de los valores y principios…

Todos los valores que uno mamó desde la cuna se trastocaron.
Frases mas comunes:
“…mi vida por una cama…”
“…doy TODO por 5 horitas mas…”
“…Va mi resto…”
“…te juro que si lo veo a este miserable, le pego un tiro en la frente…”

5. - Incursiones filosóficas y metafísicas:

Con el pasar de las horas uno tiende a sacar la parte mas reflexiva de nuestro ser, que en muchos casos denota graves alteraciones del estado psíquico.
Frases escuchadas:
“…uno siente que no sabe nada, y va y le sale todo… el hombre es impredecible….”
“…por qué en la vida tenemos que sufrir así?…”
“…para mi He-Man era marica…”
“…¿que harías si te ganaras un millón de dólares ?…”
“…¿la mujer maravilla era la novia de Superman ?…”
“…me gustaría reencarnar en una tortuga…”

6. - Evasión de la realidad:

Uno sueña con estar a 1000 kms de distancia, si es posible en otra época, y si es en otro planeta, mejor. (nuevamente síntoma 2, que cada vez se manifiesta con mayor intensidad)

7. - Abandono:

Nuestro verdugo “el sueño” se vuelve casi invencible en esta etapa. Nuestro aspecto es lastimoso y el sueño genera efectos alucinógenos de lo mas confusos. De golpe parece que las fuerzas nos abandonan, y nos preguntamos si todo este calvario tiene algún sentido.

Frases más escuchadas:
“…lo que no lo estudié hasta ahora… no lo voy a aprender en 2 horitas… me voy a dormir…”
“…esto no lo van a tomar no?…”
“…se van todos al diablo…”
“…¿que son esos duendes que caminan por el techo?…” (Síntoma número 2 nuevamente) Error: Nuestro enemigo “el sueño” no debe ganar: se aconseja el uso de castigos corporales para pasar esta etapa.

8. - Caos:

En algún momento de la noche todos los síntomas anteriores se dan en forma simultanea provocando un shock en el cerebro del estudiante que desencadenan los primeros síntomas físicos que por otro lado generan frases como estas:
“…yo siempre quise estudiar periodismo…”
“…¿y si me tiro por la ventana y termino con esto?…”
“…¿Vamos al Mante?!!!…”
“…no me presento…”

Horas antes…

9. - Síntomas físicos.

Esta etapa se caracteriza por los síntomas físicos, agravados por la falta de alimento, de higiene, exceso de cafeína, nicotina, alquitrán y stress. Síntomas más comunes: cólicos hepáticos, mareos, nauseas, acidez, diarrea, gases, arcadas, eructos, suspiros profundos, mareos, espasmos, tics, contracturas musculares, rigidez facial, contracciones estomacales, brotes en la piel, vista nublada, piel color amarillo claro, ceguera temporal, muerte súbita.

10. - Principio de amnesia ( …no se nada… )

De golpe uno quiere hacer un muy fugaz repaso, y ve títulos, palabras, definiciones (incluso escritas por nuestro puño), que uno juraría que en la vida nunca las había visto. Esto, a solo dos o tres horas del examen genera nada menos que un estado de pavor y pánico incontrolables. (NUEVAMENTE SÍNTOMAS 2, 3 Y 6)

Entrando al examen…

11. - Al borde del abismo

Uno solo quiere terminar con ese suplicio, ese calvario inhumano y cruel que lo humilla y rebaja a limites insospechados.
Frase mas común: “…que sea rápido…”

El examen finalizado…

Opción A: Aprobado: Exhausto y aliviado se va a tomar una cerveza por ese trago amargo que quedó atrás y por el pronto restauro del normal funcionamiento psicosomático. Salud!

Opción B: Reprobado: Exhausto y aliviado se va a tomar una cerveza por ese trago amargo que quedó atrás y por el pronto restauro del normal funcionamiento psicosomático. Salud!



Ahora, que ya leíste esa introducción, (se que te identificaste), pasemos a otro documento, también escrito por desconocidos del Internet, cuyo legado han sido modificando los geeks a placer:

Sensaciones universales ante un examen.

A. Llegada (demasiado temprano) al lugar del examen.

B. Repaso compulsivo y totalmente infructuoso de los apuntes.

C. Fase de cachondeo nervioso pre-examen.

D. Entrada atemorizada al aula donde va a perpetrarse el examen.

E. Reparto de las hojas para el examen (”¿Cinco hojas?!” dicen algunos).

F. Reparto de las hojas de preguntas (”En algo tan pequeño no pueden caber muchas preguntas” dicen algunos infelices).

G. Vuelta de la hoja y descubrimiento de que usan un tamaño de letra 5 o más pequeño.

H. Carcajada histérica.

I. Resoplidos varios y llevadas de manos a la cabeza automáticas.

J. Descubrimiento de que con lo (poco) que se recuerda no se pueden contestar ni a la mitad de las cuestiones.

K. Intentos vanos de copia (con el subsiguiente descubrimiento de que el de al lado tiene menos idea que tú).

L. Fase de derrumbamiento, desesperación, impotencia y espera (ya que se ve mal entregar el examen tras sólo diez minutos).

M. Entrega del examen y huida del lugar del crimen.

N. Fase de cachondeo nervioso post-examen.

O. Fase de exclamación de palabras soeces y de índole sexual (”Me rompieron el cu…”,”me re-acostaron”, etc).

P. Comparación de resultados (comprobando que no hay dos personas con las mismas respuestas, o mucho peor: todos coinciden menos vos. Típico).

Q. Fase de consulta compulsiva de los apuntes (cuyo único resultado es empeorar el estado de ánimo del consultante).

R. Fase de declaración de principios: “Ya no voy más a… (Cálculo, Física, Álgebra, Mantenimiento…)”.

S. Fase de negación (”¿Examen? ¿Qué examen? Yo no he hecho ningún examen”.

T. Fase depresiva post-traumática y elaboración de planes para eliminarla: “Necesito pegarle a alguien”, “Necesito emborracharme”.


M’kay, suficiente bibliografía. Ahora pasemos a como suceden las cosas en un salón de Ing. Mecatrónica, para un examen.

Primero, es necesario definir algunos puntos: Primero, el examen es de una materia que requiera PENSAR o simplemente es de una materia en la que se requiera memorizar algo. Segundo, el profesor que aplica el examen... es duro, es barra, es gay, es viejo, es joven. Todos esos aspectos que a primera vista para una persona no iniciada pudieran parecer irrelevantes, van formando la táctica que se utilizará en el examen...

Supongamos que el examen es de una materia que requiera memorizar una cantidad obscena de información. Primero que nada, llegas con una puntualidad intachable. Inclusive, 30 minutos antes del examen. Tienes la creencia de que si llegas temprano, puedes elegir el lugar en el que tomarás en examen y además podrás... rayar el banco para usarlo como “acordeón” temporal. Ahora bien, el elegir tu lugar no solo tiene la ventaja de que puedes rayarlo a placer, sino también que puedes acomodarte en el “campo de juego” y elegir el mejor lugar para presentar el examen. Hábiles y astutos como un zorro, los “sustentantes” hacen formaciones del tipo “Formación escopeta”, “Formación en I”, y para los más avanzados, hasta sus formaciones con “Ataque dragón”. En estas formaciones, todo gira en una persona que sabes puede tener las respuestas y el toma el puesto de “Quarterback”. El se encargará de repartir las respuestas a sus compañeros de equipo lanzando acertados pases en forma de “hojita con las respuestas”.

Ahora bien. La puntualidad no es el único elemento en el que todos coinciden. Misteriosamente, la gran mayoría de las personas del salón, están ataviadas con ostentosas chamarras, aunque afuera haga un calor “de la verga”.

Para el teórico lector que no sabe para que son estas chamarras, te diré, que son para poder guardar los acordeones, en cualquiera de todas las bolsas que trae la chamarra; y en caso de ser necesario, para guardar algunos ítems que servirán para “sordearte” en caso de que el profesor te descubra.

Siguiendo con las características, es notorio que al llegar, todo el mundo compara sus acordeones. Hay algunos acordeones muy ingeniosos, hechos en computadora e impresos en acetato para evitar ser llamativos. Otros, enrollados en los lapiceros, detrás del reloj, bajo la manga de la chamarra, etc. No obstante, llegan momentos en los que la información es tal, que los acordeones son ENORMES. Cuatro hojas de acordeón, escritas a doble columna, con letra 5. Y claro como no, los acordeones no serían nada sin los valientes que se arriesgan a utilizarlos.
Con velocidades sobrehumanas, y utilizando posiciones solo alcanzables para maestros del Yoga, los “aguzados” alumnos alcanzan sus acordeones y obtienen las respuestas a toda clase de preguntas. Desde las más simples, hasta las propiedades de los “esteres fosfatados”. No mamar.

Pero es más increíble, observar en acción la formación escopeta. El “Quarterback” sentado normalmente al centro de la fila, responde con agilidad el examen. Ya sea utilizando su razonamiento superior (como es mi caso), o el uso de eficientes acordeones (como es el caso de todos los demás). Al terminar de responder algunos de los cuestionamientos del examen, utiliza algunas modernas técnicas de adquisición y reparto de información. Ya sea con “papelitos”, o con “escritos en las gomas (borradores)”, que ya no se usan desde secundaria. Algunos más hábiles en este aspecto, demuestran lo temerario de su carácter, “intercambiando exámenes”. Put’s... la panacea del fraude en un examen es intercambiarlo. Requiere velocidad, temple, sangre fría, conocimiento y confianza en tus compañeros.

Pero, si consideran que el moverse es riesgoso, utilizan el habla. Con todo el genio del que son posibles, susurran preguntas y respuestas que viajan en todas direcciones en el salón.
- “... la 5” – le demanda uno al otro
- “Alta viscosidad, resistencia a la presión” – Le responde valientemente el otro.
- “La 1B” – Cuestiona otro más alejado, utilizando sus manos para comunicarse.
- “a” – Asegura el primero.

Y así, demostrando habilidades superiores de espionaje, es como muchas personas pasan los examenes... por mi parte... prefiero que me vaya... “De la verga”.

Bytes!

5 Personas con IQ alto han comentado:

Marcelto dijo...

Sin lugar a dudas uno de los mejores que has escrito!!!... ya se extrañaban!!

Será que me gustó tanto que me ví proyectado en tantas e inumerables situaciones de las que ahi relatas..será que es eso??? (me sonó a comercial de oxxo)

Inche Timoty, qué es eso de Esteres Fosfatados!!...oi esa mamada!!

Sin lugar a dudas, para mi He-Man también era marica... y si, definitivamente me voy al culo del diablo terminando el semestre (Culo del diablo=Mante: por chiquito, caliente y apestoso).

Estoy muy orgulloso de tí, porque aunque no llevaste acordeon el día de hoy al exámen, contestaste algunas de las preguntas que eran para el Gañan!!.. je je!! Che vato..pa la otra llevate uno, con tu respectiva chamara...

Sobras

nuntius dijo...

jajaja!!!! muy ingenioso lo el diablo marcel. Pero que buen comentario!!

Anónimo dijo...

chido marcelto por la descripcion del mante. no se puede definir de otra manera.sobras marcelto....y nuntius. que put@s es un esteres fosfatados...creo

Anónimo dijo...

pos yo si me voy al mante aunke huela feo, que acertivo marcelto, k es un steres fosfatado? pos sabe, deja lo busco en mi acordeon y luego les respondo.

Anónimo dijo...

tienes mucha razon en tu relato, creo que todos lo hemos implementado de alguna forma, una puede ser para pasar el examen y la otra como recordatorio,yo como lo uso es como "recordatorio", y creo que todo lo usan asi, el problema es el lugar donde se usa, en mucho casos es el salon donde se aplica un examen (timoty)

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.