lunes, febrero 11, 2008

Septuagésimo tercero - Filosofando -

Saludos querido y teórico lector.
Hacía algunos días que no posteaba en este blog que es de todos, pero que siendo un poco más específicos, es únicamente mío. Básicamente, se debe a que no tengo temas. No hay nada que me venga a la mente que pueda criticar o relatar con la singular prosa que me caracteriza. Las últimas semanas, simplemente me he dedicado a existir; respiro, en ocasiones me nutro, tú sabes, lo necesario para que un organismo funcione. Pero nada más.

No tengo nada mejor que hacer. De hecho, sí tengo muchas y mejores cosas que hacer, pero por alguna razón, hay una especie de indiferencia que me ataca y me impide realizar cualquier cosa.

Es por esto que no he escrito nada. Y de hecho, dudo que lo que voy a escribir esta vez sea medianamente entretenido. Ni siquiera creo que sea justificable que pierdas valiosos minutos de ocio/trabajo o similares por leer este post. De hecho, este post lo estoy escribiendo más como una obligación. Aunque tal vez, en el fondo, sea como una necesidad.

Una de las principales razones por las que creo sinceramente que no tengo nada para escribir, es ni más ni menos que el trabajo.

El trabajo mata mi espíritu (o lo que quedó de él después de empeñarlo para comprar unos patines). Mi día es increiblemente predecible. Me levanto a las 06:30. Me baño, tomo mi café mientras veo las noticias (en especial el reporte del clima) y salgo. A las 07:35 estoy esperando el camión. A las 07:55 el Cabra pasa por mí. A las 08:07 llegamos a la empresa y a las 08:30 le entrego el primer reporte a mi jefe.

Estoy en el trabajo hasta las 17:30 (a veces, hasta las 17:40) y abordo el camión. A las 18:30 llego a mi casa. Veo la TV durante algunos minutos y normalmente a las 21:00 me conecto a Internet para ver si los blogs que visito tienen algo nuevo, o si los foros en los que posteo tienen un nuevo tema, o una respuesta a un tema que me interesa.

Mi día termina miserablemente a las 18:30 que llego a mi casa. Sin saber como, ya son las 11:55 y es hora de dormir.

Simplemente, no estoy diseñado para un trabajo así.
Pero no me malentiendas, querido y teórico lector. Me gusta mi trabajo. Ciertamente no es tan emocionante como ser Astronauta o piloto de la fórmula uno, pero me gusta. Casi nunca me aburro. Me la paso haciendo reportes, esporádicamente algún dibujo en CATIA, revisando documentos y especificaciones de los clientes automotrices más representativos; de igual manera, en ocasiones voy a la línea y memorizo el eficiente proceso para ensamblar frenos, y efectivamente, aprendo mucho de mi jefe y mis compañeros de departamento.

No obstante, aunque me la paso bien en el trabajo y ciertamente no me desagrada, como ya lo dije, mata mi espíritu. Shigley escribió en su libro - el mejor de diseño mecánico que haya leído jamás - "… la labor del ingeniero es diseñar. El ingeniero que no diseña, ayuda al diseñador". Esto querido y teórico lector, desafortunadamente no aplica en la industria. Al menos, no en San Luis Potosí. Al menos, no es mayoría.



En San Luis Potosí, pasa algo muy curioso, que aunque les duela y no quieran aceptarlo, pasa en muchas plantas del país. Las empresas trasnacionales que se edifican en México, tienen unas filosofías de calidad muy estrictas. Y es para esto que requieren ingenieros. El diseño "per se" se realiza en las filiales de las plantas de paises industrializados: Alemania, Japón, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, etc. En México, simplemente se reciben los diagramas, se hace un pequeño "Design Review" y se manda traer un experto extranjero para supervisar que todo salga conforme al diseño tomado de las otras plantas.

Los ingenieros - que nos matamos años estudiando matemáticas, circuitos, termofluidos, etc. - somos utilizados para generar reportes y adecuarnos a normas estandarizadas de calidad. Siendo sinceros, no necesitas cuatro años de ingeniería para lograr eso. Un poco de nivel de inglés, otro poco de office y listo. Según he leído, en Japón, - a diferencia de México - es mucho más complicado entrar a una universidad que salir de ella. Y esto es por el hecho de que las universidades japonesas te preparan para recibir adiestramiento en las empresas. Ahí, las empresas capacitan a sus empleados dependiendo de para qué puesto los quieran. No importa si eres un ingeniero o un técnico, recibes una capacitación acorde con el puesto al que vas.

Querido y teórico lector, no puedes dejarme mentir. En ocasiones, tendrás que elegir un material para un gage, o las pruebas de fatiga necesarias para cumplir los requerimientos dados por las normas ISO, QS o similares. Pero eso no es ingeniería. Al menos, en el puesto donde estoy, no hay ingeniería. No hay diseño. Y tu puedes decir lo que quieras, querido y teórico lector, puedes decir que si estás aplicando los conocimientos que aprendiste en la carrera y tal vez sea cierto. Pero tal vez seas el único. El calcular la relación de un variador de voltaje lineal no es un problema de ingeniería… desde el tercer semestre de bachillerato es posible hacerlo. El seleccionar un material para un gage, tampoco es ingeniería… busca en el manual SAE y ahí viene todo lo que necesitas saber, e inclusive más.

¿Es que acaso en tu puesto de calidad, estás utilizando todas esas transformadas Z y calculando trenes de engranes?
¿Es que con tu superior diseño de AutoCAD estás en verdad aplicando conocimientos de ingeniería para acomodar una máquina al modificar el LayOut?

¿Es que en verdad crees que el mover las especificaciones del PLC (que alguien más diseñó) te convierte en ingeniero?

Los verdaderos problemas de ingeniería están en las matrices de las empresas. En aquellos lugares en los que se decide como será el próximo freno, el próximo sensor, el próximo engrane o el próximo motor. La verdadera ingeniería está en los centros de investigación, en la que las pruebas no son para cumplir un requerimiento más del sistema de calidad, sino para corroborar que el modelado matemático que supusiste y solucionaste es correcto.




Y es esto lo que hace que sienta un vacío en mi existencia.
No hay un desafío intelectual suficientemente grande para satisfacer mi deseo de probarme.

En las empresas, siempre dependes de alguien más. De calidad, de ingeniería, de manufactura, de producción, del proveedor, de embarques, de almacén, de la chava de las copias, del gerente de planta, de los alemanes, etc. Los problemas que tienes que resolver son tan variados como "Las piezas están saliendo mal", "La línea se detuvo porque la fuente de poder se descompuso", "El proveedor no cumple con las especificaciones", o algo similar. Estos problemas, nunca ponen a prueba tu conocimiento. Siempre son elementos interpersonales los que te fastidian. Los problemas se solucionan "comprando" un nuevo herramental, "sustituyendo la fuente de poder", "modificando un gage", "abriendo tolerancias", etc.

Algunas de estas soluciones, -en ocasiones - requieren de cierto nivel de ingeniería y - en ocasiones - bastante ingenio, debo aceptar. Pero no es lo mismo. No es suficiente.

No es que estuviera esperando resolver ecuaciones diferenciales en el trabajo, o calculando la matriz de posición de un robot, pero en verdad que me siento desperdiciado. En ocasiones bromeo diciendo que soy demasiado listo para trabajar… en la mayoría de esas ocasiones, no siento que esté bromeando.

Tal vez esté en el trabajo equivocado; tal vez los demás trabajos del mundo no son como me los imagino. Tal vez, querido y teórico lector, esté exagerando. Pero es algo que dudo mucho.

Las empresas ya no necesitan ingenieros que les solucionen problemas. Ahora quieren a otras empresas que les arreglen sus problemas. Si necesitan una línea de ensamble nueva, contratan a una empresa para que la ensamble, a otra empresa para que programe el PLC, etc.

Las empresas que programan PLC's contratan a una empresa (la que creó el PLC) para capacitar a sus empleados.
Y la lista sigue y sigue.

Al menos a mí, me es insuficiente esto. Tal vez es por esta razón que quiero con desesperación una maestría. Al menos ahí, tendré la oportunidad de ser nuevamente desafiado intelectualmente, en el que si fallo, será unicamente por dos razones:

A) porque le cago la madre al profesor
B) porque no valgo madre.
Ahí no habría problemas de "proveedores" o calidad.
Ahí o sabes, o no sabes.

Dejando a un lado todo esto, es en serio cuando digo que se está muriendo mi espiritu. No se como lo hacen, pero los ingenieros del departamento, platican todas las cosas que realizan al salir del trabajo. Juegan con sus hijos, platican con sus esposas ( o al menos, espero que únicamente platiquen, no quiero imaginar que hagan algo más), salen a correr, van al gimnasio, ayudan a sus hijos con sus tareas, ven la TV, navegan por internet y salen en bicicleta.

No se si se deba a que salen satisfechos de sus empleos y utilizan el tiempo para despejarse y aprovechar la vida. Yo simplemente salgo, me tiro a ver la TV y cuando me doy cuenta ya es el día siguiente, y es hora de que vaya a trabajar de nuevo. Y de hecho, ni siquiera veo la TV como se debe. Ya ni siquiera se en que va Lost y eso que ya se va a acabar…

Es por esto querido y teórico lector, que estoy decidido a hacer la maestría. Y es por esta misma razón que no proseguiré en la empresa en la que estoy. Tendrían que ofrecerme algo suficientemente elevado para que venda lo que queda de mi alma. Pero no te preocupes querido y teórico lector, tú puedes creer que no me quedo por que no me lo ofrecieron, o porque me corrieron inmisericordemente o porque simplemente me mandaron a la verga. Pero para el día 29 de este mes, volveré a ser libre. Volveré a tener tiempo suficiente para tirar barra e incluso tratar de aprender nuevas cosas y tal vez para prepararme para algún examen de admisión condenadamente complejo.

Así es como soy.
En efecto, a mis padres les cayó sentado que les dijera que haré una maestría. A mi madre, no le gustó, pero no le disgustó. A mi padre, le pateó las bolas repetidas veces. Pero deben comprender que el deseo de superación va más allá que el deseo efímero de ganancia. No se como explicarlo, pero por alguna razón (que ni yo entiendo), me parece más importante hacer una maestría y tener mi desafío intelectual, poder diseñar algo desde el principio matemático, que el tener el dinero suficiente para comprar una pantalla de LCD/Plasma y un PlayStation 3.

Irónicamente, aún no se dónde, cuándo ni de qué haré mi maestría. Quiero que sea una muy compleja. Una maestría que me cueste para terminarla. Mientras más lejos mejor. Una maestría en la que me sienta orgulloso de mencionar que estoy estudiando y una maestría que me permita sentirme completo. Al terminarla, ya veré que sucede… pero casi estoy seguro de que pasará lo mismo y que el doctorado comenzará a coquetearme sutilmente.

Querido y teórico lector, aquí dejo este post.
Ya puse lo que tenía que poner y hasta lo que no. Si en algún momento te sentiste ofendido o agredido, por favor, no dudes en ponerlo en un comentario… con todo gusto me mofaré de todo lo que digas.

8 Personas con IQ alto han comentado:

Adrián dijo...

Buena decisión.

Rosalba dijo...

Bien por la decisión!!!!!!! Muchas felicidades!

Definitivamente estoy de acuerdo en muchas de las cosas que mencionas, sobre todo en esas cuestiones relacionadas con los departamentos de calidad XD

Ya no sé si me da risa de la tristeza, bueno... luego nos vemos. Adiós =P

AnaVitch dijo...

Yo no sé nada de autocad. Pero eso esta bien, mi trabajo no lo necesita.

En cambio donde trabajo si hay desafíos intelectuales.
Pocos pero hay.

Y bien por lo de tu maestría. Estamos en las mismas.

Hi!

Anónimo dijo...

bah, la neta pronto te pasara y seras otro humano "homosapiens "mas...

como sea, el fin estare en san luis, nomas keria decir eso.

BSO

Beto dijo...

Es triste aceptarlo pero es cierto, y conste que ya nos habian advertido. En la industria manufacturera nacional no se aplica la ingenieria. La verdad me he dado cuenta de que en los departamentos de manufactura y calidad se hace el trabajo de "ingenieros industriales"(aunque nosotros somos menos patéticos). Estoy de acuerdo en todo lo que dices (casi todo)Ya estoy pensando en estudiar una maestria, aunque tampoco se cual seria la más conveniente (en el Tec ofrecen la de mecanica, aunque no he escuchado buenas referencias).

Por otra parte, considero que para poder trabajar en un centro de investigacion, y en realidad formar parte integral de un equipo de trabajo, de perdido deberias de tener estudios de maestria. Un Ingeniero titulado recien egresado en el CIDESI seria un simple practicante jaja!! (si se escribe asi verdad??)

Saludos

dio dijo...

MIT te presento a teh dib, no pues suerte con la eleccion de maestria, intelectualmente hablando tienes la capacidad asi que empieza a moverte para lograrlo

Vindria dijo...

COLECTIVO SPASHKA a treves del GREMIO DE CIENASTAS DE SAN LUIS POTOSÍ invita al curso- taller LÍNEA DE CAPACITACIÓN DE ESCRITURA PARA CINE.

http://colectivosp.blogspot.com/

http://gremiocineastaslp.blogspot.com/

anavitch dijo...

Ah ya leí tu suertudo asalto.
Que mal, si fueras mujer hubieras utilizado ese extra sentido que nos salva de muchas cosas.
Jajaa

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.