martes, mayo 12, 2009

Centésimo décimo segundo - Monterrey -

Nota: Este post desafortunadamente NO tiene fotografías - que en mucho hubieran ayudado - porque soy pobre y no tengo cámara fotográfica... ni en el celular. Pido disculpas por ello.

Saludos querido y teórico lector. Creo que hacía mucho tiempo que no escribía un post como se debe. Siempre llego y escribo todas las mamadas que quiera y les hago notar que soy una verga para lo que sea que quiera presumir y les digo que tal película está de la re'chingada y me quejo por un sinnúmero de cosas que a nadie importa, pero como ya estaban leyendo el texto, pues ni modo.

En los últimos meses, creo que he sufrido de algo que algunos bloggers llaman "Blogger's Block", lo que en el buen blog de "El rincón del ornitorrinco" fue definido como: "No tener la pila, entusiasmo o energía de escribir, aun cuando los post se amontonaban en mi cabeza". Eso fue lo que sucedía. Afortunadamente, ahorita si tengo las ganas y la idea, además de una hora de ciber café pagada.

Como muchos ustedes saben, mi padre será intervenido quirúrgicamente para reemplazar su cadera por una hecha de una aleación de titanio y no sé que otro metal inocuo. Su cirugía fue programada para el día viernes 08 de mayo, en la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León. Debido a situaciones de problemas de logística, inesperados daños en la cadera de mi padre y un buen de insignificancias más, su operación fue postergada hasta el día viernes 15 de mayo. Esto fue una patada en las bolas para todos.

Sea como sea, mi padre fue internado y lleva ahí hasta la fecha, esperando pacientemente, mientras se aburre como ostra. Está tan aburrido, que ya hasta comenzó a leer un libro: "La isla del tesoro". No recuerdo que mi padre haya leído un libro en toda su vida, y ahora que lo está haciendo, lamento que tenga que estar en esa situación para comenzar.
Por si no lo sabes querido y teórico lector, yo viajé con él y con mi madre a la ciudad de Monterrey, y todos los días realizamos nuestras caravanas para llegar al hospital y verlo alrededor de cuatro horas. Desafortunadamente, por la chingada influenza, no es permitido que lo veamos en horas de visita, sino que la persona que pase a verlo, deberá estar con él al menos ocho horas. Hasta terminar esas horas, otra persona puede asistir a verlo.
Como podrás imaginar, ocho horas en un hospital es algo deprimente, pero sobre todo aburrido, así que mi madre entra un día y yo entro otro, así nos dividimos el tiempo y no estamos las ocho horas de hueva.

Pero de lo que vengo a hablarte hoy, no será de las peripecias que realizamos (o bueno, realizan los médicos y las enfermeras, eso será para el siguiente post), sino para hablarte de nada más y nada menos que de la ciudad de Monterrey.

Con únicamente siete palabras más como prefacio, te presento:




Monterrey
Cuando tuve, yo te tuve te mantuve y te di...


Yo nunca antes había venido a la ciudad de Monterrey. Siempre leía o veía en la televisión reportajes, informes, documentales u opiniones de la que se considera la segunda ciudad más grande del país. Por obvias razones, yo imaginaba que sería una metrópolis encabronadamente grande, cosmopolita, chigona pues. Nada más lejos de la realidad.

Mr. Ñets hizo un resumen muy chingón en Recolectivo que ahora comprendo perfectamente. Cuando leí su texto, hubo una frase que no entendí del todo, pero que ahora sí (me cae que soy bien cabrón):



Monterrey es un pueblo que se sueña ciudad

Eso es sin duda alguna, la mejor definición de Monterrey que jamás podrás tener. O al menos eso pensé, hasta que leí el chingonsísimo texto de Daniel, de nueva cuenta, también en Recolectivo.



Monterrey no es en esencia culta, cosmopolita, refinada y mucho menos bohemia.
Ni modo, no nació así.

Lo primero que debo decir es que en lugar de ser cosmopolita, es lo que Chilangelina describió como "ranchopolita". (Les debo el link, pero es que estoy en un cyber usando Internet Explorer... ¡Hazme el chingado favor!). La gente es muy amable (a diferencia de San Luis Potosí), pero también es descuidada y valemadrista. No he tenido la oportunidad de comprobar la idea generalizada de que son "ahorrativos", pero al menos otros varios clichés sí se cumplen. La única música que se escucha en la ciudad, es música norteña. Y nada más. Hasta los señores que se suben a cantar a los camiones cantan música norteña. Y nada más. Y aunque algunas canciones tienen letras bien "llegadoras", en general es como si te pusieran a escuchar durante horas la canción del Bon Ice Chilito.





Los conductores tenían fama de ser prácticamente simios al volante y aunque en efecto manejan descuidadamente, los del DF siguen teniendo el premio a los más hijos de perra al volante. Pero lo que no tiene abuela es el precio de los camiones. En general, todo está caro en Monterrey: la comida, el agua, la renta de computadoras, las maquinitas, etc, pero el transporte urbano está que no tiene madre: ¡$11.00 el pasaje! Y yo que me quejaba de que en San Luis había aumentado a $5.50.


El calor está de su puta madre, pues ha habido días en que hemos llegado a 41°C. Eso es una patada a los genitales. ¿Cómo puede alguien vivir en un lugar en el que tienen temperaturas tan altas?


Hasta ahora, lo único bueno que he encontrado en Monterrey, es que tiene la mayor densidad de población de mujeres copa C o SUPERIOR del país. Y aunque me cague que estemos a 41°C, ver los escotes y diminutos maxi cinturones que usan como shorts las mujeres, bien vale la desgraciada temperatura y los dos litros de agua que tienes que tomar cada hora para no deshidratarte.

Por alguna razón, yo he notado que hay más mujeres que hombres en la ciudad, pero revisando en la página del INEGI, el porcentaje de hombres y mujeres entre 14 y 29 años es la misma. Tal vez me dio esa impresión porque las mujeres son más notorias y eso en efecto, está con todo.

6 Personas con IQ alto han comentado:

Luisz dijo...

Chale, no había leído esto.

Varias cosas:

- Tengo recuerdos contradictorios de Monterrey, como cuando ganamos la final y fuimos bicampeones, o en efecto, la infinita infinidad de mujeres sabroseables que andan por la calle, pero también, cada que pienso en Monterrey no puedo evitar pensar en concepciones non-imaculadas, traiciones y bueno,ya será material de otro post ja.

- Cuando no tengas nada que contar, o no te salga nada, haz un post de relleno, como el de los nicks de tus contactos en el msn, o de las búsquedas que traen a tu blog. Eso jodido, jodido, trae dos o tres comentarios cagados.

- Metatextos está muriendo lenta pero inexorablemente. De abandono y de fallas técnicas y demás. Lo de hoy son los blogs colectivos, creo.




Saludos.

(Pon fotos, ¿no? De las regias, digo)

Sandra dijo...

Imagínate vivir en una ciudad en la que la máxima temperatura registrada es de 52º :).

Marlene Sepúlveda dijo...

Monterrey... tiernos y divertidos recuerdos, algunos contradictorios, pero al final satisfactorios...

Mucha gente, muchas cosas, un poco de menos calor que mi Tierra... y divertida tu descripción!

Anónimo dijo...

OE MAN METETELEAS BIEN DENRO DE TU ANO ANTES Q ME LA TIRE A TODA TU MAMA HERMANOS Y FAMILIA MAL DITO MAL PARIDO CABEZA DE ZABOLLA HUEVON DE MIERDA
HIJO DE PERRA SOS UN BOLUDO MALDITO MAL NACIDO RECONCHAUDETUMARE ME LLLEGAS A LA PUNTA DE MI PINGA DONDE ME LA CHUPO TU VIEJA MALDITO MAL APRDIO RCTRM ERES UNA BASURA WEON DE MEIRDA NO SAES NI Q ES EL DOTA WEON DE MIERDA ME LLLEGAS A L PINCHO MARICON DE MIERDA APRENDE A JUGAR DOTA CABRON DE MIERDA VETE AL MISMISIMO CARAJO OE ESK ERES UN PEDAZO DE MIERDA CONCHADETUMADRE XUPAME MI PINGA PARA Q APRENDAS A JUGAR DOTA WEON DE MIERDA SAES Q ES EL DOTA PEDAZO DE MEIRDA Q T VEA T SAKO LA MIERDA X APLAR HUEVADAS T LO VOYA A METER POR TU CULO

César dijo...

A mí me caga Monterrey. Es muy pueblo, su gente muy mocha, y es una iudad que nació wanna be.

No está en mi top de ciudades. Pero en gustos se rompen géneros.

Un saludo.

Yuyulunga dijo...

Tenía un rato que me había topado con tu blog por casualidad (hace un año o más), y cuando me di cuenta que conocía(más bien: había visto de lejos)una persona con tu descripcion dije:-¡ah! que chico es el internet; y sentí una no grata sensación al curiosear en la vida de alguien que me consta existe y dejé de leer.

Y como ahora ando buscando posgrado, recordé tu blog y pensé que era bueno ver como le habría ido a alguien del ITSLP... como sea; soy la clase de persona que inevitablemente juzga a la personas segundo a segundo pero todo lo dejo en mi mente y cierro la boca, porque sé que puedo estar en un error.
Lo que sí no puedo evitar es decirte que no sabes mucho de tallas de brassiere; y que de hecho el promedio de las mexicanas debe ser aprox copa C (ve a las señoras!!!!) PERO la mayoría no la sabe escoger y creen que son B ¬¬ porque les dijeron en la tele que la C es grande, JAJA; por lo tanto, en MTY el promedio debe ser una copa D o DD.
Para que te des una idea, una copa D es sólo 4 pulgadas de diferencia entre las medidas del contorno a la altura del busto y a la altura debajo de éste.http://www.elkiosko.com.mx/la_talla_correcta.htm

Yo juraría que en SLP el promedio REAL debe ser una talla C (ve a las señoras!!!!)

Buena suerte con tu vida!

Publicar un comentario

Ándele, deje su comentario.
Gracias.